NOTICIAS

El Laboratorio de Bajas Temperaturas de la UAM y el SEGAINVEX

24/11/2013

"La proximidad al cero absoluto abre las puertas a la investigación de todo un universo de fenómenos físicos"
Sebastián Vieira Díaz es coordinador del programa CITECNOMICK: Ciencia y Tecnología en Milikelvin, y Catedrático de Física de la Materia Condensada en la Universidad Autónoma de Madrid

Edificio SEGAINVEX
Edificio SEGAINVEX

A temperaturas que rozan el cero absoluto las propiedades de la materia pueden brindar multitud de oportunidades de investigación a quienes estén interesados en explorar nuevos campos de fenómenos físicos y de posibles aplicaciones prácticas. Este es el caso de Sebastián Vieira, coordinador del programa CITECNOMIK: Ciencia y Tecnología en Milikelvin.

Servicios Generales de Apoyo a la Investigación Experimental (SEGAINVEX)

Una vez que el investigador tiene en mente el experimento que quiere llevar a la práctica, piensa en la instrumentación que precisará para materializar su idea. Y es en este preciso momento cuando entran en acción los Servicios Generales de Apoyo a la Investigación Experimental (SEGAINVEX) de la Universidad Autónoma de Madrid. Se trata de un centro único de desarrollo de nuevas propuestas para la investigación experimental. Más de veinte años después de su creación, SEGAINVEX se mantiene fiel a sus objetivos fundacionales: suministrar apoyo técnico a las distintas líneas de investigación en curso, construir los prototipos necesarios para la investigación y optimizar los recursos existentes mediante la coordinación de la labor técnica necesaria para los distintos proyectos.

Para ello, SEGAINVEX cuenta con varias secciones que se ocupan de distintos aspectos o estados de desarrollo de la fabricación de prototipos para el laboratorio. El primer paso, como comenta Manuel Pazos, Director de SEGAINVEX, tiene lugar en la Oficina Técnica, donde se diseñan los equipos solicitados por los investigadores. "Cogemos las ideas que trae el investigador y las transformamos en planos que luego llegan a la parte de fabricación", afirma. En esta etapa y dentro de estas oficina se llevan a cabo, además, otras tareas de matiz más económico, como la compra del material, el control de costes y la gestión de stocks, entre otras. La Sección de Electrónica, por su parte, se encarga del diseño, la construcción, el mantenimiento y la reparación de los equipos electrónicos existentes o necesarios para las investigaciones de la UAM. El vidrio, el cuarzo y la cerámica, también tienen su lugar en el centro donde, en palabras de propio Pazos, "los profesionales realizan un trabajo muy manual, prácticamente de artista". Aquí, se crean y reparan todo tipo de utensilios hechos con estos materiales. Las secciones de Mecánica y Soldadura conforman un amplísimo espacio ocupado por diversos compartimentos que alojan líneas de fresadoras, tornos y zonas de cerrajería, soldadura, ajuste y montaje.

Pero el elemento "estrella" del centro es, sin duda, el servicio de criogenia, que garantiza el suministro de helio líquido de una forma muy eficaz: "Aquí enfriamos el helio que después se traslada al laboratorio. Los investigadores lo utilizan en sus experimentos y, una vez usado, el gas evaporado retorna a nuestras instalaciones a través de una serie de conductos. Aquí se almacena mediante un compresor, se purifica y vuelve a ser licuado. De esta manera el ciclo se repite", explica Manuel Pazos.