Acceder al contenido principalAcceder al menú principal

Logo de la UAMUniversidad Autónoma de Madrid

Acceso al BOUAM. Enlace externo. Abre en ventana nueva.

Libros para comprender. Entrevista a Roberto Cáceres Blanco

16/04/2018

Entrevista a Roberto Cáceres Blanco autor del libro "Mundos Épicos Imaginarios: de J.R.R. Tolkien a G.R.R.Martin" tras su paso por el programa de RTVE ( Radio 5)Libros para comprender.

 

Mundos Épicos e Imaginarios
 

P.-¿Qué hay de novedoso en este libro?

R.- Pues, en realidad, casi todo. Se discute mucho sobre qué es fantástico y qué no lo es, pero no se establecen poéticas rigurosas al respecto que sienten las bases de lo que podríamos llamar géneros fantásticos.

 

P.-¿Entonces, hay una carencia de libros sobre el tema?

R.-Los estudios académicos sobre literatura fantástica tienden a pasar de puntillas, cuando no a ignorar abiertamente los mundos épicos imaginarios a pesar de que se trate de un género paradigmático de nuestro tiempo. Creo que ya era necesario un estudio completo sobre el tema.

 

P.-¿Qué puede aportar este libro a lectores o investigadores no familiarizados con el género?

R.-Se trata de un libro que ayuda a comprender las relaciones de la narrativa moderna con la tradición. Estamos más familiarizados con los mundos épicos imaginarios de lo que pensamos, ya que, en determinadas cuestiones se trata de un género muy conservador en el que puede sentirse el latido de la poesía homérica o el aliento de los dragones de la Edda nórdica.

 

P.-¿Podemos pensar realmente en la narrativa de mundos épicos imaginarios como un género literario con mayúsculas?

R.-Por lo común, a pesar del prestigio de algunos autores, existe aún una actitud prejuiciosa ante el género. ¿Es literatura fantástica y por tanto juvenil? En mi opinión no existe la literatura fantástica como género, existen géneros que presentan en mayor o menor medida elementos fantásticos. Pero, además, la idea de que la fantasía o los cuentos de hadas son para niños o adolescentes es bastante moderna. Nadie considera la Odisea un poema infantil, aunque por él campen dioses, cíclopes o sirenas.