Acceder al contenido principalAcceder al menú principal

Logo de la UAMUniversidad Autónoma de Madrid

Acceso al BOUAM. Enlace externo. Abre en ventana nueva.

Noticias

La investigadora de la UAM Ana Justel recibe el I Premio Margarita Salas a la Mejor trayectoria científica

02/12/2019

Este reconocimiento se enmarca en la II Edición de Talent Woman, que se consolida como una de las más importantes citas españolas vinculada a la promoción y el liderazgo femenino en disciplinas STEAM –­Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas, por sus siglas en inglés–.

Ana Justel, tras recoger el premio a su trayectoria científica
Ana Justel, tras recoger el premio a su trayectoria científica

La investigadora de la Universidad Autónoma de Madrid, Ana Justel, recibió el pasado viernes en Málaga el reconocimiento a su carrera profesional a través del I Premio Margarita Salas a la Mejor trayectoria científica que otorga Talent Woman, una iniciativa que pretende amplificar la voz y el trabajo de las mujeres en los diferentes ámbitos STEAM (Science, Technology, Engineering, Arts and Mathematics). El certamen ha recibido el nombre de Margarita Salas en homenaje a una de las científicas clave del siglo XX, fallecida el pasado 7 de noviembre, cuyo legado y contribución han inspirado la celebración del foro. El acto de entrega de premios contó con la presencia del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; la consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, Rocío Blanco; y Lucía Viñuela, hija de Salas, quien recogió la mención especial a la trayectoria profesional de su madre. Al acto acudieron más de 5.000 participantes entre estudiantes, familias, educadores y profesionales.

Licenciada en Matemáticas y doctora en Economía, Ana Justel es profesora titular de Estadística en el Departamento de Matemáticas de la Facultad de Ciencias de la UAM y lidera el proyecto de Ciencia Sostenible Mobile – Automatic Weather Station (M-AWS): una estación meteorológica automática para la Antártida Inexplorada. Hablamos con ella tras recoger su galardón:

 

¿Qué supone para usted este premio?

“Estoy muy orgullosa de recibir este premio que se concede en el marco de un encuentro en el que tantas mujeres, de gran talento, exponen su trabajo y liderazgo en profesiones STEAM. Queremos ser un referente que atraiga a los más jóvenes hacía un futuro profesional que nosotros hemos vivido con pasión. Desde la universidad, tenemos la responsabilidad de mostrar de qué somos capaces y, también, de recordar a todos que necesitamos seguir trabajando con intensidad para formar a las personas que el día de mañana tienen que llevarnos hacia una sociedad más justa y respetuosa con la convivencia y el medio ambiente”.

 

¿Cuáles son los hitos reconocidos con este galardón?

"Me siento muy ilusionada al ver reconocida mi trayectoria de estos años, en la que he podido contribuir al desarrollo de la estadística, a la vez que he salido a hacer el trabajo de campo para medir y coger datos en la Antártida. Soy una científica muy afortunada que no solo ha tenido la oportunidad de conocer uno de los lugares más increíblemente bellos del planeta, también he gozado del enorme privilegio de poder abordar otras ciencias y aportar al avance del conocimiento en múltiples disciplinas. Después de seis campañas en el Campamento Byers de la Antártida, dedicadas al aprendizaje y conocimiento del medio, he llegado a dirigir a un equipo multidisciplinar durante dos campañas más. Juntos, en estos años, hemos trabajado con intensidad y mucho sacrificio para ampliar el conocimiento sobre las regiones polares, fundamentales en la lucha contra el cambio climático”.

 

¿Qué hay detrás de toda una vida dedicada a la Ciencia?

“Detrás de la trayectoria científica que este premio me reconoce hay muchos compañeros y compañeras con los que he colaborado y de los que he aprendido todo, tanto en la estadística como en los proyectos de la Antártida. Sin el trabajo en equipo, no habría podido llegar hasta aquí, pero tampoco sin el esfuerzo y la sabiduría de muchas mujeres que me han precedido, como Margarita Salas, un referente para todos los científicos españoles. Muy especialmente, tengo que destacar lo que me han aportado mis compañeras, las científicas polares. Juntas hemos demostrado que nuestro lugar de trabajo está en cualquier espacio de la ciencia y del mundo. De entre todas, destaca Pepita Castellví, que rompió moldes y nos hace sentir muy orgullosos de que España haya tenido como primera jefa de una base científica en la Antártida a una mujer, algo que desgraciadamente todavía es un hecho insólito en el continente”.

 

¿Qué es lo que más le satisface de su trabajo? 

“Desde mi experiencia, quiero reivindicar el valor de la estadística, una ciencia interdisciplinar que contribuye al progreso del conocimiento científico de todas las disciplinas. A veces, no ha sido fácil abandonar la confortable estadística para acercarme a las otras ciencias, pero reconocimientos como este significan que ha merecido la pena. Si algo he aprendido en estos años, es que quedan muchos lugares de la Tierra por explorar, instrumentos que crear, datos que medir y mucha ciencia por hacer. Necesitamos el talento de muchas mujeres, su visión, sus conocimientos, su tesón y su liderazgo. Todos juntos seremos capaces de construir un mundo mejor”.