Acceder al contenido principalAcceder al menú principal

Logo de la UAMUniversidad Autónoma de Madrid

Acceso al BOUAM. Enlace externo. Abre en ventana nueva.

Noticias

La Universidad Autónoma de Madrid inviste doctores ‘honoris causa’ al hispanista Peter Linehan y al científico Anil K. Jain

20/09/2018

La Universidad Autónoma de Madrid ha investido hoy doctores honoris causa a Peter Linehan y Anil k. Jain en un acto solemne presidido por el rector Rafael Garesse que se ha celebrado en la Facultad de Formación de Profesorado y Educación de la UAM.

El profesor Peter Linehan imparte su discurso en el acto de investidura
El profesor Peter Linehan imparte su discurso en el acto de investidura

El rector Rafael Garesse estuvo acompañado en la mesa presidencial por Arsenio Huergo, vicepresidente del Consejo Social de la UAM; Margarita Alfaro, vicerrectora de Relaciones Institucionales, Responsabilidad Social y Cultura; Carmela Calés, vicerrectora de Internacionalización; y Antonio Perdices, secretario general de la UAM. La decana de la Facultad de Filosofía y Letras de la UAM, Patricia Martínez, y el director de la Escuela Politécnica Superior, José María Martínez –áreas de conocimiento que promovieron las candidaturas–, acompañaron a los doctorandos y a sus padrinos, el catedrático de historia medieval de la UAM Carlos de Ayala y el vicerrector de Innovación, Transferencia y Tecnología de la UAM y catedrático de la Escuela Politécnica Superior (EPS), Javier Ortega.

Entre los invitados se encontraba presente el profesor emérito de Filosofía Antigua de la Universidad de Cambridge Malcolm Schofield, así como personalidades destacadas y miembros de la comunidad universitaria nacional e internacional procedentes de Portugal, Holanda Canadá y Reino Unido, amigos y familiares de los investidos y académicos de la universidad.

Peter Linehan (Reino Unido, 1943) historiador, hispanista y medievalista inglés, Fellow del St John's College desde 1996 y autor de obras de referencia en el ámbito académico fue investido doctor honoris causa a iniciativa del Departamento de Historia Antigua, Medieval, Paleografía y Diplomática de la Facultad de Filosofía y Letras.

En su discurso, el profesor Linehan rememoró su primera visita a España en el verano de 1959, cuando comenzó su interés por la historia de este país y su primer acercamiento a través de la obra de otras figuras de renombre como Hugh Thomas “cuya reciente historia de la guerra civil había conmocionado Inglaterra y Francia y, había sido prohibida, claro está, en la España de Franco”, según expresó.

A lo largo de su intervención enumeró divertidas vivencias personales y profesionales que dieron pie a sus trabajos a través de los archivos nacionales y cuestionó los cambios y los métodos de la investigación actual. “Paradójicamente, la dependencia de los avances tecnológicos de los últimos cincuenta años ha tenido un efecto paralizador. La cantidad de trabajo que era posible realizar en cuatro meses en el Archivo Histórico Nacional entonces, en este mundo digitalizado requeriría dos vidas enteras. Si vieillesse pouvoit (proverbio francés que alude a que los jóvenes carecen de experiencia y las personas mayores de fortaleza)”, señaló.

Anil K. Jain (India, 1948), Distinguished Professor en el Departamento de Ciencias de la Computación e Ingeniería en la Universidad Estatal de Michigan y experto reputado en reconocimiento biométrico y de patrones reconocido a nivel internacional, fue investido doctor honoris causa a iniciativa del Departamento de Tecnología Electrónica y de las Comunicaciones de la Escuela Politécnica Superior. En su laudatio, su padrino Javier Ortega manifestó que era un “placer y honor especialmente significativos y largamente esperados, por ser el primer Doctorado Honoris Causa propuesto en su momento desde la (EPS), la escuela de ingeniería de nuestra Universidad y, en concreto, desde el Departamento en el que soy profesor, el Departamento de Tecnología Electrónica y de las Comunicaciones”.

El profesor Jain, –cuya impresionante producción científica cuenta con más de 180.000 citas totales a sus trabajos y un índice h de 176 en Google Scholar (que mide el equilibrio entre producción científica e impacto asociado a dicha producción)–, felicitó a la UAM por su 50 aniversario. “Es una coincidencia que yo comenzara mi andadura en el campo de la investigación más o menos al tiempo que nacía La Autónoma”, precisó.

Sus comienzos, transfiriendo códigos a tarjetas perforadas en 1969 en una máquina (la IBM 360), fue el origen de una trayectoria que se resume en más de cinco décadas investigando el reconocimiento de patrones: “Concretamente, en el diseño de máquinas que reconocen patrones automáticamente”.

En su discurso, un recorrido por los avances en reconocimiento de huellas digitales y otros modos de identificación biométricos derivados de sus investigaciones a través de ejemplos que se traducen en casos reales de éxito, Anil K. Jain, también tuvo referencias a España y a sus colegas. “El profesor Javier Ortega-García de la UAM dirige uno de los grupos de investigación más pujantes y distinguidos, no solo de España si no en el mundo. Los trabajos que se llevan a cabo en su laboratorio están a la vanguardia del campo de la voz, la firma, y la multi-biométrica”, dijo.

El rector Rafael Garesse cerró el acto felicitando a los nuevos doctores honoris causa. “Con ambas incorporaciones, cumplimos con la noble tradición universitaria de reconocerles los méritos y una brillante trayectoria académica y personal dedicada a generar conocimiento y a transmitirlo a la sociedad”. En sus palabras, el rector recordó el origen de la autonomía universitaria. “Nuestra universidad nació en la primera transformación del sistema universitario español en 1968 junto a las universidades de Barcelona y Bilbao. Tres lugares que el profesor Linehan ha mencionado en su discurso. La autonomía universitaria permitió a las tres universidades un rápido desarrollo y un gran protagonismo durante sus primeros años de existencia”, señaló el rector, quien reclamó la vuelta a esta etapa anterior que dejó “una impronta indeleble y un enriquecimiento mutuo”.

La interpretación del Gaudeamus igitur por parte del Coro de la UAM puso el punto final a la ceremonia.