Acceder al contenido principalAcceder al menú principal

Logo de la UAMUniversidad Autónoma de Madrid

Acceso al BOUAM. Enlace externo. Abre en ventana nueva.

Noticias

Impulsar la vocación científica de las jóvenes, el mayor reto para la igualdad según los participantes en el evento del Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia celebrado en la UAM

12/02/2019

El acto celebrado hoy en conmemoración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, organizado por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), puso de relieve el escaso avance en materia de igualdad de género que se produce en la Ciencia y en la Investigación en nuestro país.

Ángeles Heras, Rafael Garesse y Rosa Menéndez
Ángeles Heras, Rafael Garesse y Rosa Menéndez

La presentación del evento corrió a cargo de Ángeles Heras, secretaria de Estado de Universidades, Investigación e Innovación; Rosa Menéndez, presidenta del CSIC; y Rafael Garesse, rector de la UAM.

La presidenta del CSIC, Rosa Menéndez, destacó durante su intervención la implicación que el CSIC tiene con la celebración de este acto conmemorativo. “La Comisión de mujeres y ciencia del CSIC, pionera y creada en 2002, realiza actividades en línea con el espíritu que representa el 11-F para dar visibilidad al trabajo científico de nuestras investigadoras”, precisó. Además, reivindicó “la importancia del trabajo científico para incentivar vocaciones y en especial en las niñas y en las jóvenes, que es donde tenemos nuestras carencias y nuestras limitaciones”. En el CSIC la proporción de mujeres en las categorías más altas en investigación representa un 25%, una cifra superior a la media europea y española, “y un dato para seguir luchando”, precisó.

Asimismo, defendió la educación como “uno de los pilares importantes que todos tenemos que potenciar”. “Debemos lograr, desde edades muy tempranas, que las niñas crean en ellas mismas y en su capacidad, que sean conscientes de que están en igualdad de condiciones”. En este sentido también abundó a continuación la secretaria de Estado, Ángeles Heras, quien precisó: “La excelencia de la ciencia no tiene género, a las mujeres nos cuesta mucho más que nos consideren excelentes, nos cuesta más llegar a liderar proyectos y que nuestro entorno sea corresponsable”, en alusión a una corresponsabilidad social e institucional.

La secretaria de Estado aludió en su discurso al informe presentado ayer sobre Científicas en cifras 2017. “Desde que una mujer comienza a hacer la tesis doctoral hasta que acaba los números están muy equilibrados, mientras que tras leer la tesis los números se separan de la franja 40/60, que es lo ideal. La brecha es mayor en el top de la carrera profesional”. “En las universidades, haciendo la media de todas las áreas, solo el 21% del cuerpo de catedráticos son mujeres”, matizó.

Además, Heras aportó otros datos de interés: solamente el 34% de los proyectos que se presentan al Plan Nacional de Investigación (convocatoria de 2016) están liderados por mujeres; en los Premios Nacionales de Ciencia, recién convocados, solo hubo un 13% de candidatas y ninguna mujer premiada; y el bajo número de niñas que hay en las carreras científicas, que ha disminuido respecto a años anteriores y no llega al 25%. “No podemos perder ningún talento, y menos el de las niñas. La ciencia y la investigación necesitan esa mirada femenina”, aseguró.

Cerró la presentación el rector Rafael Garesse, quien destacó “la magnífica labor que han desarrollado en esta institución” el Instituto Universitario de la Mujer (IUEM) y la Unidad de Igualdad (UI) de la UAM, que han puesto en marcha una serie de proyectos y medidas para hacer disminuir “esta vergonzante tijera que se produce a lo largo de la carrera profesional”.

En la UAM, el número de investigadoras principales de proyectos ronda el 20% y el número de mujeres que forman parte de la universidad está en torno al 40%. “Intentaremos poner todo lo que esté en nuestra mano para llegar a esa igualdad”, afirmó. El rector también señaló que “a la hora de fomentar las carreras científicas entre mujeres y niñas es importante tener en cuenta los modelos”, y puso ejemplos de mujeres referentes en su propia carrera, como Gabriela Morreale y Amparo Cano, entre otras.

La segunda parte del acto fue una interesante mesa redonda que moderó la vicerrectora de Relaciones Institucionales, Responsabilidad Social y Cultura, Margarita Alfaro. “Nos sumamos a esta celebración y manifestamos públicamente que asumimos el reto de la igualdad de género en el ámbito de la investigación y la innovación”, expresó.

Yolanda Guerrero, catedrática de Historia Medieval y exdirectora del Instituto Universitario de Estudios de la Mujer (IUEM-UAM); Juan J. de Damborenea, profesor de Investigación del CENIM-CSIC y miembro de la Liga de Hombres por las Mujeres en la Ciencia (L'Oreal UNESCO); e Isabel Rebollido, doctoranda del Departamento de Física Teórica de la Facultad de Ciencias de la UAM compartieron con el público asistente sus personales puntos de vista en torno a tres cuestiones fundamentales que vertebraron el diálogo: la experiencia en la carrera investigadora, la efectividad de días conmemorativos como el 11-M y qué pedirían a la sociedad y a la institución para terminar con este problema.

Así, se analizaron temas como la persistencia de estereotipos de género en el ámbito educativo, la notoria desigualdad en el reconocimiento de méritos científicos por parte de los grandes premios nacionales e internacionales, el problema del acoso o la necesidad de poner en marcha medidas de acción positiva para garantizar una mayor equidad, entre otros. Al término del acto, la profesora Yolanda Guerrero expresó un sueño con el que resumía gran parte de lo expresado por todos los ponentes: “Que nuestras hijas y nuestras nietas no tengan que ser extraordinarias ni excelentes para llegar a donde llegan en la actualidad hombres mediocres”.