MANEJO DE LA HIPERTERMIA MALIGNA


Asociación de Hipertermia Maligna de Estados Unidos

Desde que la hipertermia maligna (HM) fué identificada por primera vez en 1960, cada año ha habido una mayor comprensión de este síndrome. El incremento de la conciecia sobre la hipertermia maligna, la sofisticación de la monitorización en el paciente, y la introducción en 1979 del dantrolene son responsables de la disminución de la dramática mortalidad atribuida a la HM desde la década de los 80. Cada año se aprende más sobre el diagnóstico, el tratamiento, la fisiopatología y las pruebas de la HM.

Este documento se destina como guía clínica actualizada para el diagnóstico y tratamiento de la HM a anestesiólogos. Para una revisión más fácil, se presenta como una lista de puntos específicos. Está destinado para usar en conjunto con los documentos de la 'Malignant Hyperthermia Association of the United States' (MHAUS') "Prevención de HM - Protocolo de Anestesia" y "Manejo de la HM- Drogas y Equipo," así como los vídeos recientes de la MHAUS.

No todo se conce sobre la HM y su presentación, algunas controversias surgen en lo concerniente al manejo clínico apropiado de estos pacientes. Estas controversias se indican.

DIAGNÓSTICO DE LA HM

SUCCINILCOLINA EN NIÑOS

El uso rutinario de succinilcolina para cirugía electiva es problemático y es mejor evitarla en niños. Las compañías farmaceúticas que fabrican sucinilcolina han cambiado la presentación de la caja para indicar que la droga no debe usarse rutinariamente en niños, a excepción de emergencias de la vía aérea, riesgo de aspiración y situaciones especiales. La razón para este cambio está relacionada con las complicaciones informadas de la succinilcolina. Estas incluyen HM, rigidez del músculo masetero, rabdomiolisis, y parada cardíaca súbita en pacientes con miopatías no diagnosticadas.

RIGIDEZ DEL MÚSCULO MASETERO (RMM)

  • La RMM es una contractura continua de los múculos maseteros que siguen al uso de succinilcolina y puede ser un presagio de HM. Un aumento leve del tono de los músculos maseteros seguido de una flacided extrema puede ser una respuesta normal. No es posible terminar, clinicamente, si el aumento del tono representa una reacción de HM o no. Sin embargo, si ocurre rigidez generalizada, la HM es muy probable.
  • La RMM se da más frecuentemente en niños, con o sin agentes de inhalación.
  • La HM puede seguir inmediatamente a la RMM, o puede retrasarse varios minutos.
  • Los signos clínicos de la HM aparecen en un 10% de los casos de RMM.
  • Los expertos se dividen con respecto a como proceder después de la RMM: continuar Experts are divided as to how to proceed after MMR: continuar con agentes NO DESENCADENANTES o interrumpir la anestesia y aplazar la cirugía.
  • A menos que los signos clínicos de HM aparezcan, el dantrolene no está recomendado cuando sólo aparece RMM.
  • A causa de la probabilidad de rabdomiolisis y la posibilidad de una miopatía no diagnosticada, se debe comprobar la CK cada 12 horas, hasta el regreso a la normalidad.
  • La mioglobinuria habitualmente aparece a las 4-9 horas de la RMM y se debería burcar y tratar.
  • Los pacientes que experimentan RMM deberían ser observados durante 12-24 horas.
  • Tratar de la biopsea múscular con un experto en HM.
  • PARO CARDÍACO SUBITO INESPERADO: ¿HM O UNA MIOPATÍA OCULTA?

    DROGAS E HM

    MANEJO Y PRETRATAMIENTO DE PACIENTES SUSCEPTIBLES DE (SHM)

    TRATAMIENTO DE LA HM AGUDA

    PRUEBAS PARA LA HM

    OTRAS CUESTIONES

    Muchas enfermedades musculares predisponen a la HM. Ha habido una clara asociación con el núcleo central de la enfermedad. Los casos informados han vinculado también la HM con la Distrofia Muscular y formas de Miotonía.

    FUENTES DE INFORMACIÓN

    MHAUS proporciona información educativa y técnica a pacientes y a cuidadores.


    The Global Textbook of Anesthesiology