Osmio


Símbolo: Os
Clasificación: Metales de transición Grupo 8
Número Atómico: 76
Masa Atómica: 190,23
Número de protones/electrones: 76
Número de neutrones (Isótopo 190-Os): 114
Estructura electrónica: [Xe] 4f14 5d6 6s2
Electrones en los niveles de energía: 2, 8, 18, 32, 14, 2
Números de oxidación: +2, +3, +4, +5, +6, +7, +8
Electronegatividad: 2,2
Energía de ionización (kJ.mol-1): 840
Afinidad electrónica (kJ.mol-1): 106
Radio atómico (pm): 135
Radio iónico (pm) (carga del ion): 89(+2), 81(+3), 67(+4)

Entalpía de fusión (kJ.mol-1): 29,3
Entalpía de vaporización (kJ.mol-1): 627,6
Punto de Fusión (ºC): 3033
Punto de Ebullición (ºC): 5012
Densidad (kg/m3): 22610; (20 ºC)
Volumen atómico (cm3/mol): 8,41
Estructura cristalina: Hexagonal
Color: Blanco azulado
Propiedades comparadas



Isótopos: Siete isótopos naturales: 184-Os (5,6x1013 años, 0,02%), 186-Os (2,0x1015 años, 1,58%), 187-Os (1,6%), 188-Os (13,3%), 189-Os (16,1%), 190-Os (26,4%), 192-Os (41,0%). Veintiocho isótopos inestables; el de mayor período de semidesintegración es 194-Os (6 años) y el menor es 162-Os (1,9 milisegundos).
Descubierto por: 1803
Descubierto por: Smithson Tenant
Fuentes: Iridiosmio y osmiridio (mezclas isomorfas de iridio y osmio con rutenio, platino y rodio y otros minerales del subgrupo del platino).
Usos: Catalizador de reacciones en fase gaseosa, puntas de bolígrafo y estilográficas, filamentos eléctricos.
Curiosidades sobre el elemento: Descubierto en 1803 por Tennant en el residuo insoluble en agua regia del platino bruto.
Constituye el 1,5x10-7% en peso de la corteza. Se encuentra en placeres de platino de ríos de Urales y ambas Américas. También en los minerales de níquel de Sudbury (Ontario, Canadá), aunque en pequeñas cantidades, pero es comercial.
Es un metal brillante, blanco azulado. Extremadamente duro. Quebradizo incluso a alta temperatura. Posee el punto de fusión más alto y la presión de vapor más baja del subgrupo del platino. Es difícil de trabajar.
Hasta hace poco el osmio parecía ser ligeramente más denso que el iridio y, por tanto, el elemento más denso; sin embargo, no está claro si es más o menos denso que el iridio: el cálculo de la densidad a partir de la red, que para estos elementos parece más fiable que la medida real, da una densidad de 22,65 g/cm3 para el iridio y 22,61 g/cm3 para el osmio. Es bastante estable al aire, pero en forma pulvurenta o esponjosa produce tetraóxido de osmio que es un oxidante potente, tiene un olor muy fuerte y característico (del cual procede el nombre del elemento: la palabra griega osme significa olor) y es muy tóxico; hierve a 130ºC.
El metal se disuelve en ácido nítrico, ácido sulfúrico caliente y fundidos alcalinos oxidantes (NaOH con Na2O2). Los hidrácidos no lo atacan. En caliente reacciona con el cloro, flúor, azufre y fósforo.
Casi todo el metal se emplea en producir aleaciones muy duras, con otros metales del subgrupo del platino, que se utilizan para la fabricación de puntas de plumas estilográficas, agujas de fonógrafos, contactos eléctricos...
El tetraóxido de osmio se utiliza en la detección de huellas dactilares y tinción de tejidos grasos para microscopía.
Concentraciones de OsO4 en el aire del orden de 10-7 g/cm3 producen congestión pulmonar, daños en la piel y en los ojos.
[Ir a anterior elemento] [Volver a la página anterior] [Ir a siguiente elemento]

[Volver a Tabla Periódica] [Ir a grupos] [Ir a metal-no metal] [Ir a estado físico] [Ir a tabla de llenado de orbitales] [Propiedades periódicas] [Cómo usar la Tabla Periódica] [Ir a Elementos y Símbolos] [Ir a familias] [Ir a Bibliografía] [Actividades] [Bibliografía en Internet] [Volver a Índice]

©Antonio Jiménez