TIPO DE TERMOPARES



 

 

             Para escoger los materiales que forman el termopar se deben tomar en cuenta algunos factores que garanticen su mantenimiento y comercialización. De esta forma se han desarrollado los siguientes tipos:

 

COBRE – CONSTANTANO (TIPO T)

 

             Están formados por un alambre de cobre como conductor positivo y una aleación de 60% de cobre y 40% de níquel como elemento conductor negativo.  Tiene un costo relativamente bajo, se utiliza para medir temperaturas bajo o 0 °C. Y como limite superior se puede considerar los 350º C, ya que el cobre se oxida violentamente a partir de los 400º C.

 

HIERRO – CONSTANTANO (TIPO J )

   

             En este tipo de junta el hierro es electropositivo y el constantano electronegativo.  Mide temperaturas superiores que el anterior ya que el hierro empieza a oxidarse a partir de los 700º C.  No se recomienda su uso en atmósfera donde exista oxigeno libre.  Tiene un costo muy bajo y esto permite que su utilización sea generalizada.

 

CHROMEL – ALUMEL (TIPO K)

 

             Una aleación de 90% de níquel y 10% de cromo es el conductor positivo y un conductor compuesto de 94% de níquel, 2% de Aluminio, 3% de manganeso y 1% de Silicio como elemento negativo.  Este termopar puede medir temperaturas de hasta 1200º C.  Ya que el níquel lo hace resistente a la oxidación.  Se los utiliza con mucha frecuencia en los hornos de tratamientos térmicos.  Su costo es considerable lo que limita su utilización.

 

PLATINO RODIO – PLATINO (TIPO  R)

 

                         Tienen como conductor negativo un alambre de platino y como conductor  positivo una aleación de 87% de platino con 13% de sodio.  Este tipo de junta desarrollada últimamente con materiales de alta pureza son capaces de medir hasta 1500º C si se utilizan las precauciones debidas.

            Son muy resistentes a la oxidación pero no se aconseja su aplicación en atmósferas reductoras por su fácil  contaminación con el hidrógeno y nitrógeno que modifican la respuesta del instrumento.

 

PLATINO RODIO – PLATINO ( TIPO  S )

 

             El conductor positivo es una aleación de 90% de platino y 10% de  Rodio mientras que conductor negativo es un alambre de platino. Sus características son casi similares al termopar anterior con la diferencia que no puede usarse a temperaturas elevadas porque los metales no son de alta pureza produciendo alteraciones de la lectura a partir de los 1000º C. en adelante.

 

MOLIBDENO – RENIO

 

            Fue desarrollado recientemente y se utiliza para temperaturas inferiores a los 1650º C.  Se recomienda usarlos en atmósferas inertes, reductoras o vacío ya que el oxigeno destruye al termopar.

 

TUNSTENO – RENIO

 

            Al igual que el anterior fue recientemente creado y no tiene datos normalizados de temperatura y mili voltajes.  Puede medir temperaturas de hasta 2000º C, el oxigeno y los cambios bruscos de temperaturas destruyen al termopar.  Funcionan perfectamente en atmósferas reductoras e inertes si se los protege con funda cerámicas.

 

IRIDIO – IRIDIO RODIO

 

             Puede medir como máximo 2.000 °C.  Su uso es recomendable en atmósferas  oxidantes que contienen oxigeno libre.  El Hidrógeno produce alteraciones permanentes en el  termopar, reduciendo además su vida útil.

 

TUNGSTENO – TUNGSTENO RENIO

            

Tiene igual utilización que el tungsteno – renio con la única diferencia que genera mayor mili voltaje por grado.  En la siguiente gráfica se muestra el mili voltaje generado por los termopares a diversas temperaturas de su junta caliente y con su junta fría a una temperatura de referencia de 32º F  o  0 °C.

 

Si desea obtener información más extensa sobre termopares le proponemos las siguientes direcciones:

  .

http://orbita.starmedia.com/josefelipesosagarcia/ (programa simulador de termopares, el tiempo de instalación resulta algo largo).

 

 

         Atrás                                                                                                Volver al índice del anexo