Hierro

Micronutriente ligado a la clorosis férrica, de contenido elevado en suelos pero de muy baja disponibilidad para la planta.

 

Absorción

 

La absorción de Fe en suelos calizos es problemática debido a que su solubilidad a pH básico es muy baja.

La planta lo absorbe de forma activa, como Fe2+, después de ser reducido el Fe3+, por una reductasa férrica en el exterior de la raíz.

En caso de baja disponibilidad de Fe hay plantas capaces de desarrollar mecanismos de absorción más activos. Son las plantas eficientes, y los mecanismos pueden ser de dos tipos:

· Estrategia I, en dicotiledóneas y monocotiledóneas no gramíneas: excreción de protones y agente reductores, que incrementan la capacidad de reducción en la raíz.

· Estrategia II, en gramíneas : síntesis y expulsión de fitosideróforos al medio. Estos se disuelven y complejan Fe(III), que de esta manera complejada es introducido en la planta.

 

Aspectos relevantes del hierro en la planta:

 

Cataliza la biosíntesis de la clorofila, puesto que forma parte constituyente de enzimas responsables. En ausencia de Fe los pigmentos amarillos (xantofila y caroteno) predominan en la planta. Son los responsables del amarilleamiento o clorosis foliar.

La principal función del hierro es la activación de enzimas, actuando como grupo prostético: Regula la actividad del sistema enzimático para la formación de la protoclorofila.

Forma parte de los grupos catalíticos de muchas enzimas redox del tipo hemoproteínas.

Interviene en reacciones fundamentales de óxido-reducción, tanto en hemoproteínas (citocromos, leghemoglobina, catalasa, peroxidasa, superóxido dismutasa...), como en proteínas no-hémicas con enlace Fe-S, en ferredoxina y enzimas reductasa, nitrogenasa y sulfato y nitrito reductasa.

La Fitoferritina,en los cloroplastos,[(FeO.OH)8 (FeO.OPO3H2)], con unos 5000 átomos de Fe(III) es una proteína de reserva. Supone el 12-23% de Fe en materia seca. Este porcentaje puede alcanzar el 50% del Fe en hojas verde oscuro.

Un dato a tener en cuenta, en relación con el metabolismo del Fe, es su baja movilidad en los tejidos vegetales. Esta movilidad, según Wallace, está influida negativamente por varios factores, como el elevado contenido en P, deficiencia de K, cantidad elevada de Mn y baja intensidad lumínica. La presencia de bicarbonato en el medio radicular reduce la movilidad de Fe en los tejidos vegetales. Esta es la razón de que, en ocasiones, la deficiencia de Fe no es tal, sino que es un problema de movilidad del mismo.

 

Síntomas de deficiencia

 

Clorosis intervenal en las hojas jóvenes (elemento poco móvil), y en casos muy graves, defoliación total.

El hierro se acumula en las hojas más antiguas y es relativamente inmóvil en el floema, probablemente debido a la formación de óxidos o fosfatos férricos

Desintegración de cloroplastos.

Tallos cortos, delgados y curvados.

En plantas anuales se muestra una disminución en su crecimiento, aspecto raquítico y descenso de la producción.

Los árboles se defolian y comienzan a secarse por la periferia.

Los frutos son pequeños, maduran precozmente, pudiendo tener apariencia cérea.

 

Síntomas por exceso

 

Salvo raras excepciones, los casos de toxicidad por Fe no suelen producirse, debido a la rapidez de conversión del hierro soluble en compuestos insolubles no disponibles para la planta. Los casos en que se encuentra toxicidad de Fe son los arrozales sumergidos, donde el nivel de hierro ferroso es con frecuencia muy importante. Suelos con contenido de Fe total superior incluso al 5% no provocan efectos tóxicos en los cultivos que se desarrollan en ellos.