Estrés y salud es un marco teórico englobador de estudio e investigación que sirve para unir una línea de trabajo diversa en torno a la salud. Desde que Selye formulara su modelo en los años treinta, el constructo de estrés ha servido como paradigma científico para unificar y dar estructura a estudios muy variados acerca de factores que dañan a la salud. No obstante, el marco de trabajo aquí utilizado es más amplio pues se incluyen en el estudio los factores que favorecen y desarrollan positivamente la salud. Probablemente, el elemento más distintivo del equipo de trabajo formado sea el enfoque procesual y transaccional del estrés.

Una primera línea de trabajo es estrictamente el modelo de estrés como respuesta propuesto por la línea de trabajo iniciado por Cannon y continuada por Selye que se centra en las respuestas psicofisiológicas del estrés. La acción del estrés sobre la salud es difícilmente comprensible sin atender a los indicadores psicofisiológicos y neuroendocrinos de la respuesta de estrés. El modelo se amplía con la inclusión del estudio de los trastornos psicofisiológicos y de las enfermedades y problemas de salud relacionados con el estrés. Un enfoque reciente ha sido la inclusión de los aspectos emocionales como parte integral de la respuesta de estrés.

El estudio de los factores de estrés, personales y contextuales, tiene una plaza importante en los estudios del grupo. La investigación sobre acontecimientos estresantes, incidentes críticos ha dado lugar a diferentes estudios y publicaciones. En este contexto se ha desarrollado una línea de investigación sobre el estrés traumático secundario. El estrés laboral, con sus diferentes modelos, ha tenido una clara relevancia en los estudios del equipo desarrollando una amplia línea de investigación y reflexión. Las investigaciones sobre Desgaste Profesional o Burnout, Acoso psicológico y Acoso sexual han sido un elemento de referencia del grupo.

Estrés, salud y género se constituye en otra línea de trabajo a través de la cual se intenta contemplar tanto los aspectos de género en la salud desde una perspectiva biopiscosocial (vgr. el estudio del cáncer de mama), como en el análisis de aquellas situaciones estresantes en donde el género se constituye como elemento primordial. Así, algunos de los temas de salud laboral se centran en el acoso que sufren las mujeres en el trabajo, o se analizan las dificultades relacionadas con la conciliación familia-trabajo y sus repercusiones. Por otra parte, el equipo ha intentado abarcar una temática que gira en torno a la violencia de género como situación estresante y sus repercusiones en el campo de la salud.

Si los aspectos anteriores, respuestas y estresores, marcan e indican el estudio de los aspectos procesuales del estrés, la investigación sobre las variables procesuales de personalidad marcan el enfoque transaccional del estudio. El enfoque elegido ha sido la inclusión de variables positivas de personalidad que inciden y modulan los procesos de estrés. El estudio de la personalidad resistente, coherente, optimista, emocionalmente competente y autorregulada tiene una extensión relevante en las preocupaciones del equipo. El proceso de estrés y sus relaciones con la salud es siempre diferencial y la clave de la diversidad se ha puesto en la organización de la personalidad considerada no como un perfil estático de rasgos sino como un proceso interactivo y contextual.

Prof. Bernardo Moreno-Jiménez


Página principal
Equipo PersonalidadSaludPsicología PositivaSalud LaboralGénero

UAM