Laboratorio de Prácticas

La distribución entre horas teóricas y prácticas a lo largo del curso es aproximadamente del doble de horas prácticas con respecto a las teóricas, con un programa previsto de unas 120 horas.

Las clases prácticas constituyen una parte básica en la formación de los alumnos de Gemología. Estas prácticas se realizan utilizando la infraestructura de los laboratorios generales de prácticas e investigación del Departamento Q.A., Geología y Geoquímica y laboratorios específicos de la Escuela. Entre las primeras figuran las colecciones de mapas geológicos, rocas y minerales, cuerpos cristalográficos, cortadoras y pulidoras, laboratorio de microscopía óptica, difracción de rayos X, microscopía electrónica de barrido y el Museo de Mineralogía y entre las segundas tenemos:

1.- Taller de Lapidación.
2.- Laboratorio de reconocimiento de Gemas.

1.- Taller de lapidación.

Raras veces las gemas se nos presentan en cristales de perfecta simetría con un brillo y belleza inherentes a los mismos; por el contrario, los materiales de interés gemológico suelen aparecer como restos de cristales o masas informes con la común característica de ser atractivas a la vista por su color o su brillo.

Es entonces cuando el hombre, con la ayuda de medios mecánicos, es capaz de mejorar ese material y dotarle de formas y superficies adecuadas para conseguir la máxima belleza. La lapidación comprende todas las operaciones necesarias para transformar un material "bruto" en una gema.

Los alumnos de la Escuela pronto aprenderán a distinguir los materiales de interés gemológico y con la ayuda de profesores especializados logran tallar, unas veces mediante formas curvas (cabujones) y otras mediante caras planas (facetas), lo que posteriormente serán atractivas gemas.

Con las prácticas de lapidación, el alumno, además de tallar, se va familiarizando con la textura, dureza, calidad y características de los materiales en bruto, lo que, sin duda, les facilitará su tarea de identificación de gemas en el curso superior.


2.- Laboratorio de reconocimiento de gemas.

El reconocimiento de gemas es el fin primordial de todo buen gemólogo/a, para lo cual necesita distinguir y clasificar los diversos tipos de gemas, conocer las imitaciones y diferenciar las piedras sintéticas y naturales. Es por esta razón que este laboratorio sea uno de los más completos en cuanto a materiales para reconocer, utillaje y equipos.

El reconocimiento de una gema comienza con la observación de aspecto, color y talla de la pieza, encuadrándola, de esta forma, dentro de tipos preestablecidos, con miras a su clasificación.

La etapa siguiente es la obtención de densidad e índice de refracción, para lo cual la Escuela posee, para la determinación de la primera, balanzas hidrostáticas y colecciones de líquidos pesados. Por su parte el índice de refracción se consigue por medida en refractómetros de tipo profesional.

De este modo, las alteraciones para la identificación de la gema se resume aún mas al conocer cada vez mayor numero de propiedades del material en cuestión.

La identiflcación final concluye con la observación del espectro de absorción, que proporciona datos sobre los elementos cromóforos de la gema, además de la reacción ante la luz ultravioleta y como determinación típica, se realiza la de las inclusiones y defectos mediante lupas binoculares y microscopios de luz polarizada con iluminación convencional o puntual de luz fría.

Con todos los datos referidos, cualquier alumno encontrar la solución al problema de identificar un material.

| home |

Ultima actualización:Octubre de 1999. Páginas elaboradas y mantenidas por: E. Hernandez Torrego