Marques de Santillana

 

Apuntes Históricos
y Biográficos compilados
por José L. G. de Paz..

 

Tendilla
perteneció a los Mendoza

o sus descendientes hasta la Constitución de Cádiz. La actividad comercial más importante de Tendilla por muchos años fue su Feria.

En Tendilla se celebraba desde el Siglo XIV hasta los pasados años sesenta su famosa Feria. En Tendilla han existido dos Ferias: la de San Mateo (de caracter local, ganadera y a finales de septiembre) y la de San Matías (hacia el 24 de febrero), que fue la más importante. Eran Ferias "francas", es decir que tenían que pagar a las Haciendas Reales unos impuestos nulos o muy reducidos sobre las transacciones mercantiles que allí hubiera, como en las Ferias de Medina del Campo o Valladolid. Al ser la primera feria que se celebraba en el año, San Matías era la primera oportunidad de comerciar con los productos fabricados o almacenados durante el invierno.

El primer documento que, en mi conocimiento, habla de la Feria de San Matías es el privilegio encontrado en el Archivo de Simancas y que en 1484 otorgaron los Reyes Católicos a las mismas confirmando su carácter de "ferias francas". En ello influyeron la pretendida antigüedad previa de este privilegio (desde tiempos de Juan II, a inicios del siglo XIV), el interés de los Reyes en incentivar el comercio y la ocasión de hacer una merced al segundo Conde de Tendilla, sobrino y protegido del todopoderoso ministro Gran Cardenal Mendoza.

cetrera con aguila americana, 2002    Feria 2000

CETRERA | CABALLOS

 

Una idea del incremento de transacciones en la feria (y por ello de la pujanza de la misma) la dan los impuestos (o "pechos") que pagaban los comerciantes judíos que vinieron a aposentarse a Tendilla hasta la expulsión en 1492. No aparecen judíos en los "pechos" de 1464, apenas pechan 300 maravedíes en 1472 pero sus "pechos" aumentan más de 2800 en el período de 1486 a 1491. La Feria sigue en marcha en los años posteriores y el segundo Conde de Tendilla, tras ser nombrado Alcaide de la Alhambra granadina en 1492, se informa en sus cartas de 1497 sobre los beneficios que le proporcionó la venta en subasta de la alcábala (impuesto a los comerciantes) de la Feria y solicita que le compren allí mercancías como "buenos hilos de Olanda" pues no los podía obtener tan buenos en Granada. La Feria fue cuidada especialmente por los Condes de Tendilla y Marqueses de Mondéjar.

El apogeo de la Feria (y de Tendilla) se produjo en el siglo XVI. Según se cuenta en las Relaciones Topográficas de Felipe II (1580) "venían a Tendilla muchos mercaderes trayendo paños de todas las clases y de muy buenas calidades ya que era la primera feria del año y en ella se ponían a la venta los paños elaborados durante todo el invierno. Los paños venían de toda Castilla, Aragón, paños extranjeros, terciopelos, rasos y damascos. También había tiendas de joyería, mercería, mercadería de Flandes, lienzos traidos por vizcaínos y mercaderías extranjeras. Venían portugueses con hilos y lienzos así como especias, drogas y conservas de la India. Asimismo había plateros, se vendía cera y se podían comprar pescados de todas clases". Aunque también era de ganado, como hemos indicado, se vendían especias, lana, plata, telas y artesanía, siendo comparable a la de Medina del Campo.

La Feria llegó a durar 30 días y parecía una "Alcaicería granadina". Asimismo Tendilla era por entonces uno de los primeros productores vinícolas provinciales. Tanto si un lector consulta una Historia de España grande (como la de Espasa) o media (como las de Planeta o Alfaguara) encontrará que la principal o única referencia a Tendilla es a través de su Feria. Incluso aparece en libros como el que el francés Fernand Braudel dedicara al Mundo Mediterráneo en tiempos de Felipe II.

Pero los comerciantes de Tendilla no sólo comerciaban en su villa sino que participaban en otras ferias como la que logró para Pastrana el Príncipe de Eboli (y luego Duque de Pastrana) tras comprar el lugar en 1569. Y marchaban a Sevilla a recibir las mercaderías compradas previamente en las Indias o que se pusieran a la venta en la Casa de Contratación a la llegada de la Flota. Así aparece en documentos de 1614 encontrados en el Archivo de Protocolos Notariales de Pastrana.

Como la Feria transcurría en invierno, se celebraba en los soportales de la Calle Mayor para no mojarse. Por ello los soportales de Tendilla tienen casi 2 Km de largo. Un soportal consiste en que las casas están, en parte, por encima de la calle, usando columnas madera o piedra.


soportal1   soportal2

SOPORTALES | SOPORTALES

 

La riqueza de los Condes de Tendilla se debía en parte a la Feria de Mercaderías de Tendilla: ganaban sólo con un impuesto del 3% de alcábala unos 1200000 maravedíes en los 15 días que duraba la Feria en su apogeo del Siglo XVI (en el reinado de Felipe II un maravedí equivalía a 2 pts de 1972). En adelante fueron decayendo los ingresos y la población: en el Siglo XVI Tendilla tenía mas de 600 casas con unos 2800 habitantes en 1580 (Relaciones Topográficas) y 604 vecinos en 1591 (Vecindario de Castilla), mientras que en 1752 (Catastro de Ensenada) había sólo 165 casas con 752 habitantes! En el caso de Tendilla también pudieron influir las riadas en el estrecho valle de Tendilla juntándose a causas generales como la peste que asoló Castilla desde finales del reinado de Felipe II y que llegaría a La Alcarria en 1599, la despoblación general de toda Guadalajara, la creación de la Feria de Pastrana, las cíclicas malas cosechas, el alza de precios como consecuencia de la llegada del oro de América y las guerras (en un siglo se cuadruplicaron precios que antes apenas cambiaban).

Cuando Felipe V confiscó los bienes al Conde de Tendilla por apoyar al Archiduque solo pudo obtener en 1706 de todas sus tierras en Guadalajara 509 reales! Además la Alcarria fue un campo directo de batalla en la guerra de Sucesión y Tendilla saqueada en 1710. El hecho es que el Marqués de Mondéjar (residente en ésta villa o en la Corte) recibía en 1752 solo 1544 reales anuales (34 maravedíes eran un real de aquellos tiempos el cual equivale a unas cien pesetas de los años 80) por las alcábalas de la Feria. Autores como Larruga en 1791 hablan de la gran despoblación de toda la provincia de Guadalajara, a pesar de los intentos de Felipe V de revitalizar la provincia.

La Feria de Tendilla fue decayendo, Tendilla nuevamente saqueada en 1809, y en el Siglo XIX la feria lo era sólo de ganado, aunque fuera la más importante del partido judicial de Pastrana. En el Diccionario Geográfico de Pascual Madoz (editado entre 1845-1850) se indica que la Feria de San Matías duraba tres días y se dedicaba principalmente a ganado mular, arreos y tiendas de paños y hierros. Se vendían monturas de animales, aperos de labranza, sombreros, botijos, navajas, hierro viejo, guitarras, miel, dulces, queso, productos de la matanza y se hacían bailes, rifas y subastas. Pero las estrellas de la feria y a las que debía su fama eran las mulas que se mostraban y vendían a la salida del pueblo en su parte oriental camino hacia Sacedón. Con las mulas venían los "muleteros" y los gitanos que hacían tratos en su nombre o en nombre de otros, recibiendo por ello una comisión. Todas las incidencias y movimientos mercantiles se registraban en el "Libro de Ferias" del que hay ejemplares de los siglos XIX y XX en el Archivo Municipal.

A cada cual se le asignaba una parte dónde poner su género aprovechando fundamentalmente la parte aportalada (soportales) que es la que les preservaba de la lluvia o de las posibles nevadas. Venían muchas cabalgaduras, mulas viejas y "muletas", incluso bueyes de tiro. Por aquel entonces la gente vivía en el primer piso de las casas pues toda la planta baja era una cuadra que se alquilaba en los días de la feria. Las economías se completaban con lo que los vecinos podían ganar durante la Feria.

La población de Tendilla (casi mil habitantes al inicio del siglo XX) llegaba a multiplicarse por ocho en estos días. Ya había gente para la Feria hacia el 18 de febrero, empezaba el 22 y acababa hacia el 26. No se podía andar por la "carretera" (la Calle Mayor) del pueblo. Como en febrero no era raro que nevase, los vecinos miraban los cielos y sabían que si el 21 estaba nublo se podía estropear la Feria, pero si se nublaba el 23 no, por estar ya en el pueblo los feriantes. Comparándolas con el siglo XVI, Julio Caro Baroja menciona que "las Ferias no son ya ni sombra de lo que fueron" al describir Tendilla hacia 1950 en "Los Baroja". Su hermano Pío Caro Baroja le hace también mención en su "Romancillo del Tío Miguelillo" en la estrofa "El señor cura y yo/ vamos de trato a Tendilla,/ que es la feria más famosa/ de la Alcarria".

La Feria desaparecería al generalizase el uso de los tractores. Solo cuatro puestos se pusieron en la plaza en 1969-70. Desde 1993 se está recuperando su celebración el fin de semana más cercano al 24 de Febrero, obviamente desde una perspectiva actualizada. Por cierto, la Iglesia trasladó la festividad de San Matías al 14 de mayo.

mulas y asnos en un lugar indeterminada, mediados siglo XX    bluson de feriante

MULAS | BLUSON

 

En el refranero popular están coplas como "No compres mula en Tendilla/ni en Brihuega compres paño/ni te cases en Cifuentes/ni amistes en Marchamalo/La mula te saldrá falsa/el paño te saldrá malo/la mujer te saldrá tuna/y los amigos contrarios". También se decía "Mula de Tendilla, amistad de Alcocer y mujer de Hita, no me la des", o el "En llegando la Feria de Tendilla/ deja tu casa y vente a la mía". Y también en el cancionero popular alcarreño, como la copla "Parece tu corazón/ la posada de Tendilla,/ que cuando llega la Feria/ está llena de mulilla".


Más información sobre la Feria.



 

 

Creada por José L.G. de Paz / depaz@uam.es / Versión de 25 de Octubre de 1999.


 

Hasta el Siglo XV - Infantado - Pastrana - Mondéjar - Otros Mendoza - En Tendilla - Info


Copyright © 1996-2002. All rights are reserved. © These materials may not be copied or redistributed for commercial or non-commercial purposes, or for compensation of any kind without prior written permission of the author.

Copyright © 1996-2002. Todos los derechos quedan reservados. © Queda de esta forma prohibida cualquier reproducción. Esta página está protegida por las leyes espaņolas, y concretamente por la Ley de la Propiedad Intelectual de 12 de Abril de 1996, así como por las leyes de los otros países de la Comunidad Europea relativos a la misma materia y el Registro Federal de propiedad intelectual de autores.