Marques de Santillana

 

Apuntes Históricos
y Biográficos compilados
por José L. G. de Paz..

 

Tendilla
perteneció a los Mendoza

o sus descendientes hasta la Constitución de Cádiz. Vengan algunos datos más sobre los Mendozas y de su relación con la Villa de Tendilla, así como sobre la Historia de esta Villa y sus vecinos.

Bicentenario de la invasión francesa (1808-1814)

El intento de Napoleón de conquistar la península y poner como rey de España a su hermano José condujo a la sublevación popular y a la cruel Guerra de la Independencia (1808-1814).

Tras la "reconquista" de gran parte de España por Napoleón y sus tropas, que recuperaron lo perdido en Bailén (1808), tuvo lugar una guerra en el territorio conquistado entre las tropas francesas y los guerrilleros. Brihuega sería ocupado por los franceses de 1810 a 1812 y su centro de operaciones en La Alcarria.

El 15 de enero de 1809, los soldados franceses saquearon, quemaron y pillaron todo lo que pudieron en la villa de Tendilla. En la terrible noche de ese día abrieron la tumba del primer Conde de Tendilla situada en el Monasterio de Santa Ana buscando joyas y usaron su calavera para sujetar una vela. Ante la escasez de medios, los vecinos no pudieron construir un nuevo ataud de madera y los restos se tapiaron en un hueco debajo del altar del Monasterio dónde estuvieron perdidos. Otra consecuencia del saqueo fue la destrucción de los archivos documentales existentes.

Durante la Guerra de la Independencia, el vecino pueblo de Fuentelviejo fue uno de los muchos centros de operaciones de Juan Martín Díaz "El Empecinado" (1775-1825). José Nomdedeu o Mondedeu, lugarteniente del Empecinado, tuvo relación con Fuentelviejo y Aranzueque. F. Hernández Girbal en "Juan Martín el Empecinado", pag 147, indica que era natural de Ibi (Alicante), y una reciente biografía de Manuel Bofarull (Ayuntamiento de Ibi, 1998) indica que nació en Ibi en 1786 y muere en Aranzueque en 1848, localidad donde residió tras casarse con una vecina, y quedaron sus descendientes. Otros lugartenientes famosos nacidos en la provincia de Guadalajara fueron Vicente Sardina (natural de Siguenza), Nicolás María de Isidro (natural de Usanos) y Marcelo Dávila (nacido en Valdenoches).


El Empecinado

EL EMPECINADO

 

Recuerdo de pequeño leer "El Empecinado" de Benito Pérez Galdós con las andanzas de este héroe atacando las bases francesas de Guadalajara y Brihuega y marchando por Molina, Siguenza, Hita, Jadraque, Atienza y Cifuentes. Hubo otras partidas guerrilleras por Sacedón, como la del famoso militar aragonés Pedro Villacampa, quien colaboró repetidamente con El Empecinado. La principal preocupación de los franceses era mantener la carretera de Aragón y perseguir en lo posible a las partidas. Juan Martín ataca, conquista y reconquista villas alcarreñas (incluida la propia Guadalajara el 16 de agosto de 1812) y llega a entrar en Madrid con Wellington el 12 de agosto de 1812 cuando Jose I se retira tras la derrota de Los Arapiles.

Entre sus muchos combates citaremos, por su importancia o por su cercanía a Tendilla, el de Sacedón el 6 de febrero de 1811, el ataque al puente de Auñón el 23 de marzo de 1811 (colaborando con Villacampa), la ocupación de Cuenca el 8 de mayo de 1812 (a pesar de que su partida fuera destruida a traición en El Rebollar, cerca de Siguenza, el 7 de febrero, por el general Guye), el ataque a Alcalá de Henares en junio de 1812 y la retirada combatiendo hacia Armuña y Horche, y la toma definitiva de Cuenca en mayo de 1813. Como anécdotas esta el intento de molestar a Jose I en la Casa de Campo de Madrid en 1810 y la famosa carta al general Hugo (padre de Victor Hugo y encargado de perseguirle y mantener el dominio francés en la zona) escrita en Cogolludo el 8 de diciembre de 1810.

Galdós describe la crueldad de ambos bandos en esta guerra, la pobreza de los pueblos (como Sacedón al comienzo de su Episodio Nacional El Empacinado) incendiados y saqueados por los franceses por la mañana, dando de comer a los guerrileros más adelante y llevándose el ejército regular lo restante por la noche: "Las humildes casas habían sido incendiadas primero por nuestros guerrilleros para desalojar a los franceses, y vueltas a incendiar por éstos para impedir que las ocuparan los eapañoles. Los campos desolados no tenían mulas que los arasen, ni labrador que los diese simiente, y guardaban para mejores tiempos la fuerza generatriz en su seno, fecundado por la sangre de dos naciones. Los graneros estaban vacíos, los establos desiertos, y las pocas reses que no habían sido devoradas por ambos ejércitos se refugiaban, flacas y tristes, en la vecina sierra. En los pueblos no ocupados por la gente armada no se veía hombre alguno que no fuese anciano o inválido, y algunas mujeres andrajosas y amarillas, estampa viva de la miseria, rasguñaban la tierra con la azada, sembrando en su superficie con esperanza de recoger algunas legumbres. Los chicos, desnudos y enfermos, acudían al encuentro de la tropa, pidiendo de comer. La caza, por lo muy perseguida, era escasísima y hasta las abejas parecían suspender su maravillosa industria."


  • Lea el artículo original sobre el saqueo del monasterio el 15 de enero de 1809: "La calavera del Conde de Tendilla" por Vicente de la Fuente en el Boletín de la Real Academia de la Historia, tomo III pag 332-339 (1881).

  • La Feria de Tendilla durante "la francesada".

  • El monasterio de Santa Ana, su retablo y mausoleos.



     

     

    Creada por José L.G. de Paz / depaz@uam.es / Versión de 25 de Octubre de 1999. Actualizado en febrero de 2009.


     

  • Hasta el Siglo XV - Infantado - Pastrana - Mondéjar - Otros Mendoza - En Tendilla - Info


    Copyright © 1996-2009. All rights are reserved. © These materials may not be copied or redistributed for commercial or non-commercial purposes, or for compensation of any kind without prior written permission of the author.

    Copyright © 1996-2009. Todos los derechos quedan reservados. © Queda de esta forma prohibida cualquier reproducción. Esta página está protegida por las leyes españolas, y concretamente por la Ley de la Propiedad Intelectual de 12 de Abril de 1996, así como por las leyes de los otros países de la Comunidad Europea relativos a la misma materia y el Registro Federal de propiedad intelectual de autores.