Marques de Santillana

 

Apuntes Históricos
y Biográficos compilados
por José L. G. de Paz..

 

Tendilla
perteneció a los Mendoza

o sus descendientes hasta la Constitución de Cádiz. Vamos a conocer algunos de los avatares acaecidos hasta 1700 y que no se recogen en los otros apartados de este texto.

Tendilla está situado en La Alcarria, saliendo por la N-320 de Guadalajara hacia Cuenca a ventipocos kilómetros. De su poblamiento en el siglo XII queda el recuerdo del nombre de un lugar en un cerro al noroeste, entre Tendilla y los vecinos Armuña y Romanones, llamado "el cerro de Barafañez", que realmente fue un pequeño castro agrícola celtibérico, ahora casi totalemnte destruido.

El nombre de Tendilla dijeron sus vecinos que provenía posiblemente de "villa tendida" (Relaciones Topográaficas, 1580) aludiendo a su longitud y forma, pero expertos en toponimia indican que puede derivar de "tena", que es un cobertizo para tener recogidos los ganados. Inicialmente se pobló la ladera norte y poco a poco se fue descendiendo hacia el valle. Hubo una primera iglesia en la ladera norte dedicada a Nuestra Señora de la Zarza. Se cultivaban olivos y muchas vides al final de la Edad Media. El fondo del valle era terreno de aluvión alimentado por las frecuentes riadas que se ocasionaban en el estrecho valle. Tendilla tuvo población original mezcla de judíos (aunque sin judería), moriscos y cristianos. Tras la expulsión de 1492 no quedó nadie de religión judaica, y tras la de 1614 nadie de religión musulmana.

Por su situación geográfica Tendilla no ha sido objeto de grandes avatares a lo largo de los siglos. Destacaremos que fue saqueada en tiempos de Juan II (inicios del siglo XIV) por tropas navarras que partían en sus correrías desde su base en Torija, y que en 1522 llegaron tropas comuneras a sus puertas, pero que el ánimo decidido de los vecinos las hizo retirarse e ir a saquear otros pueblos, como el vecino de Fuentelencina.

Al empezar la rebelión-revolución de las Comunidades de Castilla los Mendoza más poderosos apoyaron a Carlos V contra comuneros en Castilla y agermanados en la Corona de Aragón. En el bando comunero destacó María Pacheco, mujer del comunero toledano Juan de Padilla e hija del "Gran Tendilla" llamada "la leona de Castilla", asi como su pariente el comunero Juan Bravo, quien probablemente nace en Atienza aunque se avecindara en Segovia en 1504.

Reinando Felipe II, mayoria de los Mendozas (salvo el Marqués de Almenara Íñigo López de Mendoza y Manrique, que fue su enemigo por motivos económicos) eran del partido "ebolista" que incluía al Príncipe de Éboli y a Antonio Pérez y contrario al partido "albista" dirigido por el Duque de Alba. Aunque casi siempre los "ebolistas" eran mas pacifistas, curiosamente eran partidarios de la guerra con Inglaterra, que no deseaba el Duque de Alba. Cuando la rebelión de Antonio Pérez en Aragón los Mendoza (como la mayoría de la aristocracia) se pusieron de parte del Rey. Tendilla simplemente obedeció lo que su Señor el Conde dispuso en todos los casos.

Respecto a la "aventura americana", aparte del clérigo tendillero Tomás López Medel (1520-1582) hubo constancia documental de al menos 14 tendilleros emigrados a América en el siglo XVI, presumiblemente algunos en el séquito de los Virreyes Mendoza.

La Feria de San Matías iniciada al comienzo del Siglo XIV tuvo su apogeo en el siglo XVI, ganando los Condes de Tendilla, sólo con un impuesto del 3% de alcábala, unos 1200000 maravedíes en los 15 días que duraba la Feria.

Según las Relaciones Topográficas de Felipe II (1580) no consta en los archivos de la Inquisición que algún vecino de Tendilla fuera procesado por "pureza de la fé" en la provincia de Guadalajara. La villa era principalmente campesina con solo un hidalgo "con solar" (Nuño de Torres) y sin caballeros residentes en ella, aunque hubiera alguna familia hidalga más como los Cortés (inquisidores, capitanes del ejército) o se cite la Capilla de la familia de los Ruiz de Arellano. Los Condes ejercían un señorio jurisdiccional sobre Tendilla puesto que no tenían posesiones allí, cobrando solo los impuestos a los que tenían derecho y dejando que el castillo que construyeron fue derruyéndose. Tierras, Palacio y sepultura (en el monasterio de San Antonio) las tuvieron en Móndejar, donde residieron.

Según las "Relaciones" en 1580 se fabricaba en Tendilla jabón de ladrillo y tinte de paños. En la villa había un molino, tienda de paños y joyería, habiendo bordador, organista, plateros, tratantes y mercaderes, carpinteros, tracistas, ensambladores y "arquitectos". Había muchos nogales y se cultivaban vides, olivos, cáñamo (es costumbre en febrero comer pan con cañamones en Tendilla), frutas, hortalizas y algo menos de cereal y zumaque.

El aspecto del pueblo apenas ha cambiado respecto a lo indicado en las "Relaciones Topográficas" de Felipe II en 1580, siendo Tendilla uno de los mejores ejemplos de urbanismo medieval de la Alcarria. Por cierto, las prolijas respuestas a las preguntas efectuadas por Felipe II que se encuentran en las "Relaciones" fueron obra de Juán Fernández de Sebastián Fernández, monje jerónimo de Santa Ana. Este autor se extraña de la rareza de la disposición del pueblo que "está en una vega y valle muy fondo entre dos sierras" y que las inundaciones "asolaron casas y rellenaron las calles de légamo y piedras que las aguas tumultuosas arrastraron desde las laderas que aprisionan el valle". Junto con los monumentos comenta que "cuando se acabe" la iglesia será la mayor de toda la Alcarria, símbolo de la pujanza económica de la villa por aquel entonces.

Tendilla no se libró de la decadencia que se inició a finales del Siglo XVI y se desarrolarí en el XVII. Otro problema añadido fue la gran helada de 1571 dañó los olivares casi irreparablemente. También le afectaron las riadas en el estrecho valle de Tendilla juntándose a causas generales como la despoblación de toda Guadalajara, las cíclicas malas cosechas, el alza de precios como consecuencia de la llegada del oro de América y las guerras (en un siglo se cuadruplicaron precios que antes apenas cambiaban), y las grandes epidemias de 1596. En particular se acusó la expulsión de los moriscos acabada en 1614. Cuando Felipe V confiscó los bienes al Conde de Tendilla por apoyar al Archiduque solo pudo obtener en 1706 de todas sus tierras en Guadalajara 509 reales! Al inicio del siglo XVIII le espera a Tendilla el temendo saqueo de 1710 por las tropas inglesas. Demográficamente Tendilla pasó de tener en 1580 unas 600 casas con unos 2800 habitantes a tener en el Catastro de Ensenada (1752), por los sucesos anteriormente comentados, sólo 165 casas con 752 habitantes.

Los Mendozas (rama Infantado-Pastrana o rama Mondéjar) eran simples cortesanos que residen en la Corte dependiendo cada vez mas de los favores y prebendas reales, y con la decadencia de España y de la Corte española también decayeron las casas nobiliarias. En el Auto de Fé de Madrid de 1680 (reinando Carlos II) estuvieron presentes, como otros buenos cortesanos, el Duque de Pastrana y el Marqués de Mondéjar con sus primogénitos, por cierto a ver quien se excusaba de ir!

Varios monumentos característicos de Tendilla datan del inicio de la Edad Moderna como la Fuente Vieja (o de los Mendoza), el Hospital de San Juán Bautista, la Iglesia de la Asunción, el Monasterio de Santa Ana, el Castillo (encima de sus cimientos está construido un monumento al Corazón de Jesús) y los restos del Convento de La Salceda, con las paredes circulares de su Capilla de las Reliquias.


Santa Ana     Iglesia     La Salceda

SANTA ANA | IGLESIA TENDILLA | LA SALCEDA

 

La Salceda se encuentra en el término municipal de Peñalver y allí estuvo la patrona de ambas villas. Tendilla y Peñalver (tierra de mieleros) son pueblos vecinos que han disputado por la misma Patrona, la Virgen de la Salceda, que se apareció justo en la linde entre los dos pueblos. Con ocasión de la visita de Felipe III y la reina (1604) al Monasterio de La Salceda (entre los dos términos municipales) las disputas produjeron tres días de luchas entre los dos pueblos con víctimas. Finalmente hubo un acto de concordia entre ambos pueblos, reuniéndose los dos ayuntamientos primero el 16 de julio de 1769 en Peñalver, el 17 en Tendilla y el 18 en el Monasterio de La Salceda. La rivalidad era tal que Madoz cuenta en su "Diccionario" (1845-50) que los dos Ayuntamientos "tenían lugares separados en el Convento de La Salceda sin ceder una corporación a la otra, resultando que los derechos de ambas contribuían a una especia de rivalidad". Esos tiempos de rencillas están ahora olvidados. La Salceda se vendió en la Desamortización en 1843 a Antonio Barbé, vecino de Guadalajara, por 12020 reales.

El mencionado anteriormente Hospital de San Juán Bautista estuvo situado a la entrada del actual pinar de repoblación. Fue fundado por Luis Hurtado de Mendoza, Tercer Conde de Tendilla y tuvo en 1580 doce camas y médico. Por el jubileo obtenido para el Hospital por el Gran Tendilla "el que muriere en el Hospital va absuelto de pena y culpa". El Hospital todavía funcionaba a mediados del siglo XIX.

En Tendilla existió el Cabildo de San Salvador, cuyas ordenanzas datan de 1633 y en ellas se afirma que fué fundado en 1359. El Cabildo se dedicaba al esplendor del culto, socorrer a los pobres, mejorar la vida del vecindario, pagar parte del sueldo al médico que había en el pueblo, reparar los molinos del pueblo, hornos y ermitas, etc. Era muy rico y llegó a comprar los cargos de correduría y almotacén de la villa en 1632, que rentaban 10000 maravedies (1 ducado = 11 reales = 375 maravedies). El Cabildo se extinguió en el siglo XIX.

Había muchas vides y, por tanto, vinos en Guadalajara hasta la llegada de la filoxera al inicio del siglo XX. Tendilla era el mayor productor privincialde vinos en el siglo XVIII. Restos de estos cultivos son bastantes tinajas y bodegas en muchos pueblos de la zona. En Tendilla las bodegas estaban excavadas en el monte, y en ocasiones de peligro han servido de refugio a los lugareños. Las bodegas del Monasterio de Lupiana se conservan en buen estado aún. Como curiosidad, el tercer Duque del Infantado, Diego Hurtado de Mendoza, mandó acuchillar los pellejos de vino de Tendilla que se encontraran en la villa de Guadalajara, por no haber concedido permiso a los vecinos de Tendilla para la venta de vinos en este lugar (inicios del Siglo XVI). También a mediados del siglo XVIII hay constancia de pleitos en Guadalajara por introduccir vino blanco de Tendilla, mejor que el local. Actualmente no se cultiva la vid en Tendilla.



 

 

Creada por José L.G. de Paz / depaz@uam.es / Versión de 25 de Octubre de 1998.


 

Hasta el Siglo XV - Infantado - Pastrana - Mondéjar - Otros Mendoza - En Tendilla - Info


Copyright © 1996-2002. All rights are reserved. © These materials may not be copied or redistributed for commercial or non-commercial purposes, or for compensation of any kind without prior written permission of the author.

Copyright © 1996-2002. Todos los derechos quedan reservados. © Queda de esta forma prohibida cualquier reproducción. Esta página está protegida por las leyes espaņolas, y concretamente por la Ley de la Propiedad Intelectual de 12 de Abril de 1996, así como por las leyes de los otros países de la Comunidad Europea relativos a la misma materia y el Registro Federal de propiedad intelectual de autores.