Navidades de antaño en Tendilla.


Primera parte: La Navidad.

En el mundo cristiano se celebra la Navidad desde el siglo IV. Sin embargo la fecha en la que celebramos el nacimiento de Cristo es incorrecta por un error del monje Dionisio el Exiguo, encargado por el Papa en el año 540 de calcular las fechas. Jesús no nació la noche del 24 al 25 de diciembre (quizá lo fue en primavera) e incluso nació entre cuatro y seis años antes del inicio de la Era Cristiana. Se cristianizaron las fiestas paganas que los romanos celebraban a sus diferentes deidades en los días del 17 al 23 de Diciembre, abandonando los negocios y ejercitando (entre otros) el arte de la cocina. El 25 era la fiesta pagana del Sol. Así pues simplemente diremos que la tradición cristiana occidental es celebrar la Navidad el 25 de diciembre y que esa tradición ha ido evolucionando e incorporando una serie de costumbres que seguro que conocéis sobradamente como los adornos navideños, el árbol de Navidad, el "belén" o "pesebre", los villancicos, aguinaldos, inocentadas, los regalos a los niños, etc.

La representación más genuina de la Navidad en España es el "belen", sea con figuras o con personas disfrazadas. Al parecer fue San Francisco de Asís el iniciador de los nacimientos en la ermita de Greccio, Italia, en 1233. Allí tuvo la inspiración de reproducir en vivo el misterio del nacimiento de Jesús. La costumbre fue traída desde Nápoles y los "belenes" o "pesebres" se extendieron y popularizaron en todo el reino itálico y español, incluida la América hispana. Las iglesias contaban con sus "belenes" que utilizaban los religiosos y los vecinos para sus solemnes procesiones de Navidad.

Los Villancicos son las canciones populares que se cantan durante la Navidad que, al ser populares, hay de todos tipos inclusive los socarrones o soeces, aunque la mayoría cantan al Niño bebé y a su Madre. El sentir y el folclore popular tienen su perfecta representación en esta música tradicional navideña que se canta acompañados de zambombas, panderetas, tambores, guitarras, algún pito o la botella de anís (vacía, rascándola con una varilla).

La palabra Aguinaldo es la corrupción de una frase latina que significa "en este año". Era la colación que daba el padrino o la madrina a su ahijado. La forma tradicional era un mazapán (literalmente "pan de marzo", pues era lo típico en marzo) en forma de serpiente, adornado con confites y frutas escarchadas. Actualmente la costumbre consiste en que los niños van a visitar los hogares de familiares y vecinos, llamando a la puerta y cantando villancicos. La costumbre incluye que tras escuchar el villancico, se obsequia a los niños con dulces, turrón e incluso un poco de dinero.

Tras la cena de Nochebuena los católicos celebran la llamada Misa de Gallo la noche del 24 de Diciembre a las 24 horas para conmemorar el nacimiento del Niño Dios y en ella las 2 lecturas y el evangelio se enfocan a narrar el nacimiento en Belén. A la salida de la Iglesia una gran hoguera permitía en algunos pueblos tanto calentarse como celebrar a su alrededor con cantos la Nochebuena.

Siguiendo un orden temporal, el día 28 de Diciembre la Iglesia Católica conmemora el asesinato de los varones de Belén (los Santos Inocentes) por orden del rey Herodes, en un vano intento de matar al Niño Jesús. Desde la Edad Media, monaguillos y sacristanes recordaban con humor este luctuoso suceso y la tradición bromista ha seguido hasta la fecha. Antiguamente los pasteleros hacían tartas saladas, se clavaban en el suelo monedas, o se recorta un monigote de papel que se pega en la espalda de un transeunte, que lo lleva sin enterarse, con el general regocijo (inocente, inocente,...). Algunos pesados tiran petardos o hacen bromas de mal gusto. Incluso en la TV o los periódicos aparecen noticias falsas propias de la fecha, que algunos llegan a creer.

Tras la celebración de la llegada del Nuevo Año, llega el día 6 de enero la celebración católica de la llegada de los Magos al establo donde nació Jesucristo, llevándole regalos. Aunque nada se dice en los Evangelios al respecto, la tradición dice que los Magos eran además Reyes y que eran tres: Melchor, Gaspar y Baltasar. Así están representados en una pintura románica de la catedral vieja de Salamanca. Según la costumbre, Melchor lleva actualmente barba blanca, Gaspar castaña y Baltasar tiene la piel muy oscura. Pero en la Edad Media el número de Magos variaba e incluso llegó a la docena. Una tradición no comprobada dice que los "auténticos" Reyes Magos están sepultados en la Catedral de Colonia (Alemania).

Desde la Edad Media, principalmente de Francia, se empezó a conmemorar la adoración de los Magos, cristianizando la costumbre pagana de elegir un "rey de las fiestas" en estas fechas. Se reunían en la noche familiares y amigos alrededor de una rosca de pan dulce, en la que habían escondido una haba: es el actual Roscón de Reyes. La costumbre del pastel de Reyes se conoció en España a través de los soldados repatriados de Flandes y se hizo más popular con Felipe V.

La costumbre que más ilusión causa en la chiquillería, los regalos, es de hace un siglo. Antes los regalos eran simbólicos y podían no existir en las clases humildes. Solían ser golosinas, adornos y prendas de vestir. Ahora los Reyes regalan libros, vestidos y sobretodo muchos juguetes, que han sido publicitados desde noviembre incluso.

Para solicitar el juguete deseado, los niños actuales escriben una carta que entregan en mano a los Reyes o a los Carteros Reales con anterioridad al día 5 de Enero. El 5 por la tarde es la llegada "oficial" de los Reyes, formándose una Cabalgata en la que éstos pasean por las calles de las ciudades y pueblos montados en camellos, caballos o tractores acompañados (si es posible) de personajes populares infantiles, animales del zoo y (por supuesto) con sus camellos cargados con los juguetes que repartirán por la noche, aunque sólamente a los niños "buenos". A los que no se portan bien, les entregan un saco lleno de carbón. La noche del 5 al 6 de enero, esperando a los Magos, los colocan en el nacimiento o en la sala de la casa su zapato en donde les dejan el regalo. Es muy difícil lograr que los niños se acuesten y duerman, y evitar que se peguen a las ventanas o salgan a las calles y las afueras de los pueblos esperando a los Reyes.


Belen parroquial 2000. Tendilla.    Belen parroquial. Tendilla 1999.


 

Segunda Parte: La Navidad en Tendilla.

Tras esta introducción genérica me gustaría contar los recuerdos que sobre las Navidades de su infancia, allá por finales de los años 30 e inicios de los 40 del siglo XX, me han contado unos mayores de la localidad alcarreña de Tendilla. En estos tiempos Tendilla estaba poblada por cerca de un millar de campesinos, la mayoría renteros pobres, y aquellos campesinos que tenían tierras propias las tenían muy fragmentadas por sucesivas herencias. Las personas no pasaban hambre, en general, al tener sus propios cultivos, animales de corral y la ayuda de lo ganado gracias a la Feria de ganado de San Matías.

Para tener una fiesta alegre hacía falta la música, por lo que había que fabricar los instrumentos musicales. En el caso de las zambombas, se hacía más o menos como sigue: se buscaba una vasija algo cónica y sin fondo de madera o, si no se encontraba otra cosa, de cerámica o incluso de lata. Se echaba en agua una piel sin pelo de conejo, cabrito o liebre en agua durante un día. El centro de la piel se agujereaba con una caña a la que se ponía debajo un alfiler para que no se moviera y la piel húmeda con la caña se pone en el lado más ancho de la vasija, sujetándola con un arillo alrededor al que se le echan seis vientos desde la caña hacia los lados hasta el arillo para tensarla y sujetarla. Se va ajustando de modo que quede tensa la piel y, para que no se desgarre, se pone un garbanzo por dentro de la piel y se ata cada viento a la piel en dónde esta el garbanzo. Una vez tensado, se pone cerca de la lumbre para que se seque la piel y retumbe más el sonido.

Los rabeles se fabricaban con una vejiga de cerdo y una caña. La vejiga hinchada como un globo se ponía pegada al centro de la caña y una cuerda "de guitarra" hecha con tripa de vaca pasaba de un lado de la caña al otro por encima de la vejiga sujetándola. Entre la caña y la cuerda quedaba aplastada la vejiga hinchada. Luego se fabricaba un arco como de violín usando un tallo de olivo curvado y una cuerda hecha con pelos de cola de mula. Con la cuerda del arco apoyada en la cuerda que apretaba la vejiga se tocaba el instrumento. Otros instrumentos eran el almirez tocado con la mano del mismo, la botella "de anís del mono" que por tener las paredes rugosas se rasgaba con una cuchara, alguna pandereta o guitarra, una sartén de cocina tocada con una llave de metal, un triángulo de hierro golpeado con una varilla también de hierro, o un curioso instrumento formado por varios huesos de las "manos" de las cabras cosidos con cuerdas y rascados con unas castañuelas. Finalmente estaba el pandero, hecho con una piel que después de humedecerse se ponía tensa alrededor de un fuerte aro y que se tocaba (una vez seca, claro) con un mazo.

Las fiestas tenían un preludio el 8 de diciembre en que tocando por las puertas se pedían los primeros aguinaldos a los familiares, que consistían en nueces, bellotas, castañas, tortas de manteca de cerdo, alguna naranja y el dulce llamado alajú. En los días anteriores a la Nochebuena las familias preparaban lo que se iba a consumir en las fiestas, dentro de las posibilidades de cada uno que no solían ser muchas. Se solían hacer bollos y tortas que se llevaban a alguno de los hornos que había en el pueblo. Eran típicos de las Navidades las tortas de manteca, bollos de aceite y las magdalenas. Otros bollos como rosquillas o los "sombrerillos" se reservaban para fabricarse para la feria de febrero.

Y la fiesta empezaba el día 24 de diciembre por la tarde. Se estaba por la tarde y noche rondando hasta la hora de la misa del Gallo, podía haber seis u ocho rondas a la vez por las calles. La cena de Nochebuena consistía entonces en pescado asado en cazuela y lombarda con algo de vino tinto seco de la tierra seguido de un postre de naranjas, nueces, bellotas, piñones, castañas y quizá alguna manzana o pera. Quien cogía melones en su huerta intentaba guardar alguno a ver si le duraba hasta la Nochebuena. Siempre se intentaba que la comida fuera algo mejor que las "gachas" que se comían normalmente entre semana en las casas.

Las rondas iban a cantar en la misa de Gallo al Niño Jesús y tras ella los jóvenes seguían cantando por las calles de una a otra de las tres tabernas que entonces había en el pueblo, únicos lugares de ocio en la villa y dónde podía haber a veces algún organillo alquilado. No era costumbre hacer una hoguera a la salida de la misa. En las tabernas se bebía aguardiente o vino, el que podía, gastando las perras (o a veces duros) que les habían dado como aguinaldo mientras rondaban los mozos a sus mozas. El día 25 también iban las rondas junto a los lugareños a la misa de Pascua. Salían a buscar al alcalde y autoridades, iban a la iglesia, tocaban en la ceremonia y, tras ella, iban a rondar al alcalde y al juez de paz quienes les daban un aguinaldo un poco mejor, pues tenían más dinero. 

Rondalla 1956. Tendilla.    Rondalla años 60. Tendilla.


Las letras de los cantos podían ser como:

En el portal de Belén
hay una piedra redonda.
allí puso Cristo el pie
para subir a la Gloria.

En el portal de Belén
hay un hombre haciendo gachas
con la palera en la mano
repartiendo a las muchachas.

En el portal de Belén
esta la mula y el toro
en el portal de mi casa
la criada con el novio.

Si me das el aguinaldo
no me lo des en bellotas
que traigo la cesta rota
y no caben más que tortas.

Y entre las dedicadas a las mozas estaban:

Marta cuando va a misa
va delante de su madre
parece un pimpollo fino
que la bambolea el aire.
Ande, ande, ande la marimorena
Ande, ande, ande que es la Nochebuena…

En esta esquina me paro
hasta que salga la luna
para ver si puedo llevarme
de las dos hermanas una

Por San Ginés sale el sol
y la luna por la noria
por la calle de los Remedios
las chicas de la tía Antonia.

El 28 de diciembre no se realizaba actividad musical alguna aunque se hicieran bromas. A veces un despistado no recordara el día en que se encontraba y prestara algún duro a un conocido que contestaba al "pardillo" que ya se lo pagarían los Santos Inocentes. Una broma común era mandar un paquete muy bonito pero que en su interior tenía cáscaras de patata, papeles o algún excremento de animal seco o duro por el frío. También se preparaba un saco con una piedra oculta dentro y se decía a un niño "llévaselo al tío fulano", quien al recibir el saco sin abrirlo mandaba al chaval "devuélveselo a tu padre" con lo que el chico iba y venía con la piedra a cuestas.

Al 31 de diciembre se le llamaba en algunos sitios "la Nochebuena del Niño", pero en Tendilla se le daba el nombre de Nochevieja. No empezaba la fiesta hasta última hora, tras la cena que era parecida a la de Nochebuena salvo que en vez de pescado se comía cerdo, el cual algunos mataban el mismo día 31 y se comía sin esperar que lo revisara el veterinario, con el riesgo consiguiente. Se esperaba el Año Nuevo en las frías calles, se continuaban las rondas y los aguinaldos (si quedaba con qué darlos) y se amanecía por las tabernas. El día uno de enero las rondas iban de nuevo a por las autoridades y les acompañaban a la misa, rondándoles tras la ceremonia y recibiendo un nuevo aguinaldo, como en el día de Navidad.

Finalmente llegaba el día 5 de enero. Entonces no había una gran cabalgata pero era típico que se montaran en unas mulas algunos vecinos disfrazados de Virgen y Reyes Magos e iban acompañados por las rondas. Los niños no se dormían pensando en los Reyes y en los regalos. A veces se les gastaban bromas del tipo "que vienen los Reyes por el camino de Fuentelviejo" y salían los niños con algún adulto a ver si los veían. Luego se les decía, "que no, que no es por allí, que vienen desde Fuentelencina", o desde Peñalver o desde donde fuera, el caso era tener a los niños de un extremo a otro del pueblo "buscando a los Reyes". Finalmente se ponían en las ventanas las alpargatas o zapatos y por la mañana aparecían llenas con los regalos. Si era una "familia rica" podía haber alguna muñeca o caballito de cartón mas alguna figurilla de mazapán. Pero normalmente los pocos recursos de la mayoría de las familias hacían que el regalo consistiera en naranjas, castañas, nueces, bellotas o algún caramelo (pocos siempre), frutos de la tierra en esta época del año. Si había algo de dinero podía añadirse un poco de chocolate, generalmente de la marca "Arriaca". No había carbón, así que a los niños traviesos le echaban, por ejemplo, una cabeza de ajo como recuerda uno de mis informantes. Y con esto acababan las fiestas.


Los villancicos en Tendilla se suelen acompañar del "ruido" (panderetas y triangulo), almirez, botella, guitarra, bandurria, pandero y zambomba, cantado todo a una sola voz. A continuación se encuentra la letra de dos de ellos.

Alegría, Alegría (Tradicional en Tendilla)

  
            1. En el Portal de Belén 
               hay estrellas, sol y luna   
               la Virgen y San José   
               y el Niño que está en la cuna 

            Estribillo.   

               Alegía, alegría, alegría,   
               alegría, alegría y placer,   
               Nochebuena, nació el Niño   
               en el Portal de Belén. 

            2. En el Portal de Bel«n 
               hacen lumbre los pastores   
               para calentar al Niño   
               que ha nacido entre las flores.   

            Estribillo

            3. Los pastores que supieron 
               que el Niño quería sopas   
               prepararon el caldero   
               y le dieron unas pocas.   

            Estribillo 
  
            4. En el Portal de Belén   
               han entrado los ratones   
               y al pobre de San José
               le han roído los calzones. 

            Estribillo. 

El Angel nos llama (Tradicional en Tendilla)


            1. El ángel nos llama   
               que vayamos ya   
               que vayamos ya   
               a adorar al Niño   
               que está en el Portal   
               que está en el Portal. 

            Estribillo:   

               Venid, pastorcitos,   
               corramos a Belén   
               que ha nacido al Niño   
               sólo para nuestro bien   
               que ha nacido al Niño   
               sólo para nuestro bien.   

               Pastores venid,   
               pastores llegad   
               a adorar al Niño   
               que ha nacido ya.   
               Pastores venid,   
               pastores llegad   
               a adorar al Niño   
               que ha nacido ya. 

            2. Un rústico techo   
               abrigo le da,   
               abrigo le da,   
               por cuna un pesebre   
               por templo un portal   
               por templo un portal
 
            Estribillo.   

            3. Su madre en los brazos   
               meciéndole está   
               meciéndole está   
               y quiere dormirle   
               con dulce cantar   
               con dulce cantar.   

            Estribillo. 

Más información sobre la Navidad y sus costumbres.


Creada por José Luis García de Paz / depaz@uam.es / Versión de 7 de Septiembre de 2002.

Fotos Archivo Personal de Tendilla / 1997©Tendilla.All rights reserved.

Copyright © 1996-2002. All rights are reserved. © These materials may not be copied or redistributed for commercial or non-commercial purposes, or for compensation of any kind without prior written permission of the author.

Copyright © 1996-2002. Todos los derechos quedan reservados. © Queda de esta forma prohibida cualquier reproducción. Esta página está protegida por las leyes españolas, y concretamente por la Ley de la Propiedad Intelectual de 12 de Abril de 1996, así como por las leyes de los otros países de la Comunidad Europea relativos a la misma materia y el Registro Federal de propiedad intelectual de autores.