Marques de Santillana

 

Apuntes Históricos
y Biográficos compilados
por José L. G. de Paz..

 

Tendilla
perteneció a los Mendoza

o sus descendientes hasta la Constitución de Cádiz. A la muerte en 1700 de Carlos II estalló la llamada Guerra de Sucesión (1700-1714) en que las potencias europeas pretendían repartirse el imperio español apoyando a los pretendientes: el primer Borbón Felipe V y el Archiduque Carlos de Austria.

Con la nueva dinastía la antigua nobleza fue apartada de la administración central, con el descontento consiguiente. En realidad estaban más atentos a conservar sus antiguos privilegios que a evolucionar con el cambio de los tiempos. En la Guerra de Sucesión se echa de menos la falta de liderazgo militar (incluso hay verdadera ineptitud, dice Kamen) de la vieja nobleza en este campo lo cual es especialmente notorio si se la compara con sus antepasados de los siglos XV y XVI.

Aunque al principio los Mendoza apoyaron a Felipe V frente al Archiduque Carlos de Austria en la Guerra de Sucesión, al ocupar Madrid en 1706 las tropas angloportuguesas del Marqués Das Minas juraron acatamiento al Archiduque Carlos ("la gran defección" de la nobleza castellana, que no del pueblo bajo) muchos nobles (Condes de Haro, Oropesa, Alcaudete, Colmenar, Cifuentes, Galbe, Eril y Santa Cruz; Duques de Bejar, Uceda, Najera y Elda) y entre ellos el Conde de Tendilla José y sus hermanos, el Conde de Lemos (cuñado del Duque del Infantado, arrestado al huir y encerrado en Pamplona) y el Conde de Galbe (hermano del Duque del Infantado).

Otros tuvieron una actitud dubitativa que a la postre les ayudó ante la rápida reconquista de Madrid, como el Duque de Medinaceli y el Juan de Dios, Duque del Infantado, que estaba refugiado en Pastrana y de quien estuvo largo tiempo esperando en vano por su juramento el Archiduque. Al contrario que la nobleza, el pueblo castellano apoyó mayoritariamente a Felipe V y gracias a ello logró el trono.

Felipe V confiscó los bienes al Conde de Tendilla por apoyar al Archiduque aunque sólo pudo obtener en 1706 de todas sus tierras en Guadalajara 509 reales!

Tras la guerra emigraron a Viena el Duque de Uceda y los Condes de Galbe, Cifuentes, Oropesa y Haro, y el Marqués de Carpa emigró a Milán. Felipe V destruyó y sembró con sal el palacio que el Conde de Cifuentes tenía en su villa ante su destacada participación en el bando austracista. Con el tratado de Viena de 1725 entre Felipe V y Carlos (ahora Emperador en Austria), en la que Carlos reconoció a Felipe como Rey de España, se permitió la vuelta de los emigrados conservando todos sus títulos y posesiones. El Conde de Tendilla (entonces ya Marqués de Mondéjar) recobró sus posesiones y fue el último Mendoza Alcaide de la Alhambra, aunque no fueran buenas sus relaciones con Felipe V.

La Alcarria fue un campo directo de batalla en la guerra de Sucesión. Parte de las tropas austracistas que conquistaron Madrid en 1706 pasaron por Mondéjar en su retirada hacia Valencia, llevándose lo que pudieron. En 1710 los Austracistas volvieron a conquistar Madrid pero en su nueva retirada serían completamente derrotados en la cercana Brihuega y en Villaviciosa (10 de diciembre de 1710), junto al Tajuña.

Como otros pueblos de la zona, Tendilla fue completamente saqueada por las tropas del inglesas del Archiduque Carlos a finales de 1710, produciéndose destrozos irreparables e incendiándose numerosos archivos. Segun consta "saquearon casas, se llevaron el trigo y caballerías, quemaron edificios y destruyeron los archivos municipal y eclesiástico." Por ello Felipe V perdonó el 30 de diciembre de 1712 y el 14 de enero de 1713 contribuciones y deudas atrasadas de la villa. Consecuencia del saqueo de 1710 y del que habría en 1809 es la falta total de de archivos en Tendilla anteriores a esta fecha.



 

 

Creada por José L.G. de Paz / depaz@uam.es / Versión de 25 de Octubre de 1998.


 

Hasta el Siglo XV - Infantado - Pastrana - Mondéjar - Otros Mendoza - En Tendilla - Info


Copyright © 1996-2002. All rights are reserved. © These materials may not be copied or redistributed for commercial or non-commercial purposes, or for compensation of any kind without prior written permission of the author.

Copyright © 1996-2002. Todos los derechos quedan reservados. © Queda de esta forma prohibida cualquier reproducción. Esta página está protegida por las leyes espaņolas, y concretamente por la Ley de la Propiedad Intelectual de 12 de Abril de 1996, así como por las leyes de los otros países de la Comunidad Europea relativos a la misma materia y el Registro Federal de propiedad intelectual de autores.