Marques de Santillana

 

Apuntes Históricos
y Biográficos compilados
por José L. G. de Paz..

 

Tendilla
perteneció a los Mendoza

o sus descendientes hasta la Constitución de Cádiz. Así pues el siglo XIX fue el primero en que Tendilla no depende de los Mendoza o sus descendientes.

Tendilla empezó mal el siglo XIX. Iniciada la Guerra de la Independencia, sufrió un completo saqueo e incendio el 15 de enero de 1809 por los soldados franceses. Las luchas de la zona entre franceses y guerrilleros fueron constantes.


Traje tipico alcarreño     Escudo de Tendilla     Iglesia de Tendilla

ALCARREÑO | ESCUDO DE TENDILLA | IGLESIA

 

A partir de la Constitución de 1812 los habitantes de Tendilla comenzaron a gobernarse por si mismos, al abolirse los privilegios señoriales. Durante el "Trienio Constitucional" hubo partidas realistas en Guadalajara. En 1822, El Empecinado ataca a las fuerzas realistas derrotando a Ulman el 23 de enero de 1823 en Caspueña, recuperando Guadalajara, derrotando a Jorge Bessieres en el puente de Horche, persiguiendole, derrotándole de nuevo el 29 en el puente de Sacedón y persiguiéndoles hasta Priego, logrando la desaparición de las partidas realistas en la Alcarria.

El Monasterio de Santa Ana no pudo recuperarse del saqueo de 1809 y las idas y venidas de sus monjes los cuales se van en 1809, vuelven en 1814, les echan en 1822 y vuelven en 1825, acabando siendo desalojados en 1835 al llegar las Desamortizaciones de Mendizábal y Madoz. Los Carlistas pasan por Tendilla en 1836 y en 1837, en ambos casos en plena retirada.

Al inicio del reinado de Isabel II se produjeron las famosas Desamortizaciones. Consistían en la expropiación forzosa de los bienes eclesiásticos en determinados casos, como por ejemplo las iglesias y conventos desiertos o con escasos religiosos que los habitaran. La venta de estos bienes por el estado no le proporcionó las ganancias esperadas, pero sí benefició a los compradores de las mismas. Artísticamente fue un desastre, pues muchos monumentos, retablos, edificios, etc con gran valor fueron destruidos. En Tendilla, significó la desaparición del Monasterio franciscano de La Salceda y el Monasterio Jerónimo de Santa Ana.

El Monasterio de Santa Ana ya en ruina fue vendido en 1843 a Pedro Díaz de Yela, abogado y vecino de Tendilla según el censo de 1826, por 20100 reales (una peseta eran cuatro reales) ya que "solo valía como fuente de materiales para construcción". En 1845 el informe emitido por la Comisión Provincial de Monumentos indica que soólo se pudo rescatar mediante traslado los sepulcros del primer Conde y la primera Condesa a Guadalajara: "no había altares, epitafios ni vestigios, sólo había una fábrica de mampostería en dónde estuviera el Altar Mayor". El Retablo desapareció acabando este siglo en el Cincinnati Art Museum (Ohio, USA). Los sepulcros de los Condes, restaurados en San Ginés de Guadajara por Benito Sagredo, serían destrozados en 1936. Completando los desastres, del Hospital de San Juan quedaron los muros, del castillo dos torreones y el Cabildo de San Salvador se extinguió.

Respecto al Monasterio de La Salceda, en 1843 se vendieron sus restos en la Desamortización a Antonio Barbé, vecino de Guadalajara, por 12020 reales. Ahora sólo quedan las ruinas de la Capilla de las Reliquias. Nuevamente hubo disputas entre Tendilla y Peñalver por la imagen de la Virgen de la Salceda. La imagen acabó en Tendilla aunque las fuerzas de orden público intentaran requisarla, lo que no lograron ante el plante de las mujeres tendilleras. En Peñalver se contaba que realmente la imagen que fue a parar a Tendilla era una copia.

En el Diccionario Geográfico de Pascual Madoz (editado entre 1845-1850) se indica que Tendilla tenía 235 casas, carcel, posada pública, "un hospital titulado de San Juan Bautista para enfermos pobres con escasas rentas", escuela primaria para 60 alumnos, molino harinero, molino aceitero, telares de lienzos y dos tiendad de comestibles, especias hilos y otros generos. La población estimada era de unos 812 habitantes. Aún existían dos torreones con la puerta en las ruinas del castillo y se podían pescar en el término anguilas y cangrejos. Había buenas aguas, pastos para ganado (ovejas, mulas y asnos, cerdos y cabras), bosques de encinas, robles y fresnos, caza de liebres y perdices, se producía leña de combustible, miel y cera, y se cultivaban cereales, vid, olivo, legumbres y hortalizas (en la pequeña vega del arroyo). La Feria de San Matías duraba tres días y se dedicaba principalmente a ganado mular, arreos y tiendas de paños y hierros.

Hubo, como no, alcarreños entre los soldados destinados al Caribe y Filipinas. Se designó al Hospital Militar de Guadalajara como albergue central de repratiados procedentes de Cuba y Puerto Rico tras la derrota. Pocos de los que marcharon volvieron, y en bastante mal estado. Se acaba de publicar un libro ("Muerte al Castilla") sobre la estancia en Filipinas de un soldado de Horche.

Descendiente del comprador de Santa Ana, Encarnación Díaz de Yela se casó con Cosme Barrio Ayuso. Al carecer de descendencia legaron generosamente sus numerosos bienes a la villa, tanto el la Calle Franca como en la Plaza Mayor. Dos inscripciones les recuerdan: una en una pila bautismal que restauró Encarnación en 1895 en la Iglesia y otra en la gran casona que ambos legaron para escuela de niños en 1893 en la Plaza Mayor y que se emplea ahora como Centro Social para la tercera edad.

Como en gran parte de la Alcarria, el caciquismo tuvo una implantación importante, destacando el Conde de Romanones (1863-1950) como el político mas conocido, quien hizo y deshizo a su antojo en Guadalajara.

Como curiosidad, dos tendilleros llegaron a ser alcaldes de la ciudad de Guadalajara: el médico José López Cortijo (partido liberal, en 1894 y en 1902, un año cada vez) y el abogado Manuel María Valles Carrillo (partido conservador, 1895, durante casi dos años). Ambos fallecieron en 1909.

Las vides y la riqueza que proporcionaban estaban prontas a desaparecer por la plaga de la filoxera al inicio del siguiente siglo.



 

 

Creada por José L.G. de Paz / depaz@uam.es / Versión de 25 de Octubre de 1998. Actualizado en junio de 2010.


 

Hasta el Siglo XV - Infantado - Pastrana - Mondéjar - Otros Mendoza - En Tendilla - Info


Copyright © 1996-2009. All rights are reserved. © These materials may not be copied or redistributed for commercial or non-commercial purposes, or for compensation of any kind without prior written permission of the author.

Copyright © 1996-2009. Todos los derechos quedan reservados. © Queda de esta forma prohibida cualquier reproducción. Esta página está protegida por las leyes espaņolas, y concretamente por la Ley de la Propiedad Intelectual de 12 de Abril de 1996, así como por las leyes de los otros países de la Comunidad Europea relativos a la misma materia y el Registro Federal de propiedad intelectual de autores.