Breve reseña sobre Tendilla (Guadalajara).


 :

"La Alcarria es un hermoso país dónde la gente no le da la gana ir. Yo anduve por él unos días y me gustó." C.J. Cela (1946, Viaje a la Alcarria).

 

Tendilla esta unos 80 km de Madrid . Saliendo por la N-II, nos desviaremos en la ciudad de Guadalajara para tomar la N-320 hacia los Pantanos de Entreepñas, Buendía y Bolarque, en dirección a Cuenca. En ventiocho kilómetros llegaremos a Tendilla, situado en el centro de la Alcarria.. Tanto esta cercanía a Madrid como el entorno (en un estrecho y largo valle con un pinar cercano), el aire puro, la gastronomía (jamón y embutidos, cordero, cabrito, bizcochos borrachos y, por supuesto la miel) y los monumentos históricos hacen interesante su visita para el viajero. Por su forma, se ha dicho del lugar de Tendilla que es "largo como una longaniza".

El terreno en que se enclava la villa la hacen ideal para los aficcionados al senderismo o a la bicicleta de montaña, teniendo "suficiente paisaje" para dar largos paseos por los montes y el pinar cercanos. En los altos tras los cerros de alrededor se encuentran cultivos de secano y olivos, así como un pequeño coto de caza menor. Siguendo aguas arriba el valle del arroyo que por Tendilla pasa podemos llegar al cercano Peñalver por un camino que bordea la vega. Aguas abajo y en lo alto de una colina a la izquierda del arroyo se encuentra Fuentelviejo. En los veranos de 1998 y 1999 había alguna polla de aguas en el arroyo y crecieron las carpas y truchas que en él se echaron. El terreno circundante (si exceptuamos las obras recientes de la N-320) se encuentra apenas modificado por la mano del hombre. Y por el terreno serrano no necesitamos aire acondicionado en verano.

vista    santana    balcon de la familia Baroja


Villa desde 1395, Tendilla fue propiedad de familia Mendoza pasando del conocido Marqués de Santillana a su hijo segundo, el primer Conde de Tendilla, y de éste a sus descendientes que posteriormente fueron Marqueses de Mondéjar y Alcaides de la Alhambra granadina. En ella se celebraba desde el siglo XIV al XVII la Feria de mercaderías de San Matías (24 de febrero) en que se vendían y compraban especias, lana, plata, telas y artesanía y, por supuesto, ganado. Venían por aquel entonces mercaderes desde Flandes o Portugal y llegaban a dar de beneficio a los Condes en 15 días un millón doscientos mil maravedies sólo con un impuesto del 3% hacia 1580! . Era como la Feria de Pastrana y comparable a la de Medina del Campo. En los siglos XIX y XX la feria se redujo al ganado principalmente, hasta desaparecer en los años sesenta, siempre famosa en la provincia. Por transcurrir al final del invierno, se celebraba en los soportales de casi 2 km de la Calle Mayor. Se ha recuperado su celebración, desde hace pocos años, siendo declarada de Interés Turístico Provincial.

En el cancionero popular están los versos "No compres mula en Tendilla/ ni en Brihuega compres paño/ni te cases en Cifuentes/ ni amistes en Marchamalo/ La mula te saldrá falsa/ el paño te saldrá malo/ la mujer te saldrá tuna/ y los amigos contrarios", así como "Mula de Tendilla, amistad de Alcocer y mujer de Hita, no me los des".

Es interesante mencionar que, hasta la llegada de la filoxera a comienzos del siglo XX que acabara con las vides, Tendilla era uno de los primeros productores provinciales de vino, especialmente blanco, con repetidos pleitos con la ciudad de Guadalajara sobre la venta del mismo. Ahora no hay producción vinícola, aunque (como puede verse a la izquierda de la carretera viniendo desde Guadalajara) quedan algunos cultivos familiares de vid. Restos de la riqueza vinicola son las cuevas excavadas en la montaña o debajo de algunas casas donde se maduraba el mosto.

Tendilla   


De Tendilla se conservan descripciones que muestran la impresión que debió dejar en los viajeros que lo atravesaban. De él se dice que "es lugar muy alegre de árboles en verano" con "edificios de yeso" y "poblada de viñas e olivares e tierras de pan llevar" (Cosmogonía de Hernando Colón, 1517), que "esta en una vega y valle muy fondo entre dos sierras" y "es mui cuidado el aseo y gravedad de las casas" (Relaciones Topográficas de Felipe II, 1580), el ilustrado escritor canario Tomás de Iriarte dijo en 1781 que era una "mediana villa con una gran arboleda", el también ilustrado gallego Joseph Cornide dice en 1795 que está "con casas de cerro a cerro y por eso muy suxeta a inundaciones", Cela lo describe en 1946 como "de soportales planos, largo como una longaniza y estirado a lo largo de la carretera" , Julio Caro Baroja dijo que sus vecinos eran "los últimos representantes de la gravedad, del estoicismo hispano" y que "el paisaje de Tendilla es fino; el pueblo, compuesto en esencia por una calle con soportales, no ha cambiado mucho del siglo XVI a aquí". Para el cronista Provincial Antonio Herrera Casado es "uno de los mejores conjuntos de urbanismo medieval existentes en la Alcarria" .

Como muchos pueblos de la zona, fue poblado en el siglo XII tras la conquista, teniendo judería en la Edad Media. El nombre de Tendilla dijeron sus vecinos que provenía posiblemente de "villa tendida" (Relaciones Topográaficas, 1580) aludiendo a su longitud y forma, pero expertos en toponimia indican que puede derivar de "tena", que es un cobertizo para tener recogidos los ganados. Inicialmente se habitó la ladera norte y poco a poco se fue descendiendo hacia el estrecho valle y hacia poniente. El fondo era terreno de aluvión alimentado por las frecuentes riadas que se ocasionaban y que tanto han dañado a la villa. Como curiosidad, un tendillero fue Oidor en el Yucatán (México) en el siglo XVI: Tomás López Medel.

Destacaremos entre sus monumentos la Iglesia de la Asunción, cuyo tamaño y cimientos sorprenden al turista cuando llega al valle (sobretodo si viene desde Sacedón), los largos soportales de la Calle Mayor, dónde cada columna es distinta a la contigua, y que Bellas Artes tenía pendiente de catalogar como "Conjunto Histórico". En este momento se halla pendiente su declaración por la JCCM. Su longitud total, contando los distintos tramos, se acreca a los dos kilómetros. También encontramos las Casonas Nobiliarias con escudos de la Calle Franca,, la fuente "vieja" o fuente de los Mendoza (siglo XVI), muy deteriorada, y el Palacio de los López de Cogolludo con su capilla rococó. Y, por supuesto las calles con excelentes ejemplos de la típica arquitectura popular alcarreña.

Escudo Inquisidor    Escudo Hidalgo


Pueden visitarse asimismo las ruinas históricas del castillo (encima de las cuales se levantó en 1930 el monumento al Sagrado Corazón de Jesús), las ruinas del Monasterio Jerónimo de Santa Ana (siglo XV), unos restos de la muralla y (aunque esté en el término de la vecina villa de Peñalver) las del Convento franciscano de La Salceda (siglos XIV a XVII)., dónde fue prior Cisneros antes de convertirse en confesor de Isabel la Católica y estuviera el futuro San Diego de Alcalá. En él se veneraba la imagen de Nuestra Señora de La Salceda, que actualmente se encuentra en el Altar Mayor de Tendilla. El convento, arruinado tras la Desamortización de Mendizábal el siglo XIX, fue próspero especialmente en el siglo XVI y aún nombrado en el siglo XVIII, destacándose la Capilla de las Reliquias, semicircular y cuyos restos aún pueden verse. Tomás Iriarte cita le belleza musical del coro que los monjes formaban. Asimismo podemos ver a las entradas del pueblo las ermitas de la Soledad y de Santa Lucía, y la dedicada a la Virgen de la Salceda (edificada en 1987) en el barranco dónde apareció en la linde con Peñalver, dónde se acude en romería a finales de mayo.

columna   


Es notoria la reutilización de materiales de piedra provinientes de castillo, conventos o el desaparecido Hospital de San Juan, bien en los soportales del lugar, o sustentando el interior de las casas o formando su puerta de entrada. Por ejemplo la del antiguo Casino-Bar proviene del Monasterio de La Salceda. Del contenido del otrora famoso Monasterio de Santa Ana solo pueden admirarse el Retablo en el Cincinnati Art Museum y las tumbas del primer Conde de Tendilla y su mujer (muy destrozadas en la Guerra Civil) en la Iglesia de San Ginés, en Guadalajara. Del Retablo nos gustaría resaltar que fue realizado en su mayor parte por una mujer, Caterina van Hemessen, pintora manierista y dama de honor de María de Hungría, regente de Flandes en nombre de su hermano Carlos V. De los mausoleos de los primeros Condes puede indicarse, por las descripciones y fotos que se hicieron, que eran de similar escuela a la del Doncel de Siguenza, y que de no estar destrozados podrían ser tan apreciados como éste.

patio    Santa Ana


Pasó de unos 1200 habitantes en 1517 a unos 2800 en 1580 para luego tener apenas 758 habitantes en 1752, alcanzando 812 a mediados del siglo XIX. De 1048 habitantes en 1900, la población descendió a 907 en 1956 y en la actualidad hay algo menos de 400 habitantes empadronados. Muchas casas son la segunda vivienda de hijos o nietos de tendilleros que viene a pasar el fin de semana o las vacaciones. La emigración a las capitales en busca de mejores condiciones de vida fueron las responsables del despoblamiento. En la primera mitad de este siglo existía una gran fragmentación en la propiedad por las particiones de sucesivas herencias, compras y ventas. La gente vivía en el primer piso de las casas pues toda la planta baja era una cuadra que se alquilaba en los días de la feria. Se cultivaban lentejas, garbanzos, el olivo, cereales, hortalizas, algunos nogales y unos pocos frutales. En el corral de las casas había gallinas, una cabra, conejos y un cerdo para la matanza. Actualmente la riqueza la proporcionan la agricultura, la ganadería y el turismo.

Un hecho poco conocido por el gran público fue que para paliar la escasez en la postguerra Carmen Baroja y Nessi, la hermana del famoso escritor Pío Baroja, compro en 1947 una casa y tierras de cultivo. La familia Baroja se acercaba al pueblo dos veces al año aunque Pío nunca se movió de Madrid ("En este pueblo tiene un olivar D. Pío Baroja para tener aceite todo el año", cita Cela en su Viaje a la Alcarria) .Julio Caro Baroja habla de "aquellos jamones que eran los de mejor gusto que he comido en mi vida", aunque en su libro "Los Baroja" recuerde con tristeza a Tendilla por la muerte de cáncer de su madre. Aun se conserva y puede verse la casa que habitaron los Baroja, saliendo del pueblo hacia Sacedón, así como el balcón orientado al sur con vistas al pinar y a Santa Ana, que Carmen Baroja hiciera construir en su casa.

Durante su "Viaje a la Alcarria", Cela visitaría la villa en 1946 siendo echado de una venta, mordido por un perro y picoteado en el culo por un pato. Menos mal que en otra venta del pueblo comió bien y guarda por ello un buen recuerdo.

       

Actualmente la villa vive del turismo, el sector servicios y los cultivos de leguminosas, olivo, hortalizas, muchos cereales y unos pocos frutales. Hay tiendas de antiguedades castellanas, cerámica artesana, grabado de cuero y venta de muebles. Un taller de automóviles, fragua-herrería en la que se reparan y construyen remolques y aperos para la agricultura, la piscina municipal, confitería, fábrica de embutidos con secadero de jamones, tres restaurantes, varios bares y dos hostales completan el equipamiento. Recomendamos una visita a la Confitería de la Plaza Mayor, que sigue una tradición a la que hace honor el mote de "golosos" por el también son conocidos los tendilleros y que hizo decir a Cela "En siendo dulces de Tendilla, los que me den". El cabrito frito o asado, jamones y chorizo blanco harán las delicias del visitante.

 

Más información en esta página

y en esta segunda página

 

 

Autor: J.L.G. de Paz, e-mail: depaz@uam.es Versión de 1 de Noviembre de 1999. Incluye material procedente de otros textos anteriores del autor.



Fotos Archivo Personal de Tendilla / 1997-99©Tendilla.All rights reserved.

Copyright © 1996-2002. All rights are reserved. © These materials may not be copied or redistributed for commercial or non-commercial purposes, or for compensation of any kind without prior written permission of the author.

Copyright © 1996-2002. Todos los derechos quedan reservados. © Queda de esta forma prohibida cualquier reproducción. Esta página está protegida por las leyes espaņolas, y concretamente por la Ley de la Propiedad Intelectual de 12 de Abril de 1996, así como por las leyes de los otros países de la Comunidad Europea relativos a la misma materia y el Registro Federal de propiedad intelectual de autores.