MECANISMO DE LA TOS

¿QUÉ ES LA TOS?

TIPOS DE TOS

TRATAMIENTO

RECORDEMOS...

 

 

¿QUÉ ES LA TOS?

            La tos es un acto reflejo, que también puede ser provocado voluntariamente; provoca la salida de aire a gran velocidad y presión, arrastrando el exceso de moco, o cualquier materia extraña o partícula depositada en los bronquios o tráquea, manteniendo así las vías aéreas de los pulmones libres.

            El mecanismo de la tos está regulado por un centro nervioso específico, situado en el bulbo raquídeo y se desarrolla en tres fases, que se suceden rápidamente:

1.      Inspiración o carga: se efectúa una inspiración profunda y se cierra la glotis (abertura superior de la laringe).

2.      Compresión: se contraen los músculos respiratorios (encargados de expulsar el aire durante la respiración), manteniéndose la glotis cerrada; de este modo, se aumenta la presión del aire contenido en los pulmones.

3.      Expulsión: la glotis se abre bruscamente, produciendo un sonido característico por la expulsión a gran velocidad de aire, que arrastra al exterior el contenido de las vías respiratorias (secreciones de la mucosa bronquial, sangre, humo, polvo, cuerpos extraños inhalados…).

            La finalidad de la tos, como hemos dicho anteriormente, es despejar las vías respiratorias, pero también es un síntoma: tanto de enfermedades relacionadas con el aparato respiratorio (faringitis, laringitis, bronquitis, resfriados, gripe, procesos alérgicos, neumonía, tubercu­losis, tumores broncopulmonares…) como de procesos patológicos no respiratorios (enfermedades cardíacas y tumores esofágicos, entre otros).

            Existen enfermos que niegan el síntoma tos, quizá porque no es frecuente ni molesta y la consideran con el término erróneo de tos natural. Puede existir además la tos de origen extrarrespiratorio, del tipo simulado, nervioso… Si el enfermo tiene tos, el médico deberá resolver tres problemas fundamentales:

1.      ¿Es aguda o crónica? Aquí debemos evaluar si el síntoma es pasajero y de evolución breve, o cuando es pertinaz y de evolución prolongada.

2.      ¿Es de origen respiratorio? Cuando la tos es de origen respiratorio se va a caracterizar por ser fácil, húmeda y termina con la expulsión de la expectoración.

3.       ¿Es de origen extrarrespiratorio? Aquí la podemos considerar como una tos difícil, seca y nunca termina con la expulsión de expectoración.

            También es importante tocar aquí el tema de la expectoración. Ésta está íntimamente ligada con la tos, en algunas ocasiones existe y ésta no es expulsada, ya sea porque los enfermos la degluten como sucede frecuentemente en las mujeres y en los niños, o por la sencilla razón de que no saben expectorar.

                        En relación con la expectoración, son de gran importancia los siguientes datos: color, cantidad, olor, sabor y consistencia. El observar la coloración de la expectoración es de gran ayuda para el clínico, ya que de este dato podrá iniciarse un juicio diagnóstico. Por ejemplo, cuando se trata de expectoración mucosa su color es blanquecino; o cuando se trata de un edema (acumulación de líquido) pulmonar agudo posee un “color salmón”.

 

TIPOS DE TOS

·        Tos irritativa: seca, crónica, nocturna y diurna, con ruidos de vías altas. Preferentemente invernal, y con goteo nasal sobreañadido.

      Causas: resfriado común, faringitis, traqueitis, adenoiditis y sinusitis.

·        Tos pertusoide: accesos de tos seca irritativa, paroxística: 5-10 toses enérgicas seguidas de inspiración y “gallo” final. Entre crisis el niño está normal.

            Causas: tosferina, cuerpo extraño en vías aéreas.

·        Tos perruna: áfona, es la clásica tos de perro que puede  ir acompañada de estridor.

            Causas: laringitis, traqueitis.

·        Tos seca: inducida por ejercicio, aire fresco, ambientes contaminados…

            Causas: asma y/o hiperreactividad bronquial.

·        Tos productiva: más frecuente al levantarse. Se acompaña de expectoración.

            Causas: bronquitis.

Existe, además, un tipo de tos, tos sicógena, que presentan a modo de tic algunas personas.

 

TRATAMIENTO

            Beber muchos líquidos.

            Realizar inhalaciones de vapor: producen alivio en muchos tipos de tos y no tienen ningún efecto contraproducente. Se puede hervir un litro de agua y aña­dirle una cucharadita de sal, aspirando luego esos vapores.

            Evitar el ambiente seco o de aire caliente de la calefacción, manteniendo un cierto grado de humedad en el ambiente.

            La aplicación de compresas calientes en la parte alta del tórax, junto a la base del cuello, ejerce un efecto sedante de la tos.

            El clapping o golpeteo de la espalda y parte lateral del tórax, facilita la movilización de las secreciones bronquiales.

                        Medicamentos: deben administrarse exclusivamente por prescripción médica. Algunos preparados debilitan el reflejo de la tos (codeína, por ejemplo), mientras que otros contribuyen a que la secreción sea más fluida, facilitando así la expectoración.

 

RECORDEMOS…

            La contaminación ambiental por humo y gases ejerce un efecto muy nocivo sobre las vías respiratorias.

            Una persona sana no debe expectorar; si tose y expectora. Acuda al médico.

            La tos persistente puede ser manifestación de un proceso respiratorio importante.

            Una de las causas más comunes de la tos, finalmente, es el tabaco; los fumadores suelen padecer tos crónica, causada por la irritación que el tabaco origina en la mucosa bronquial.

 

Esta página ha sido realizada por D. Félix Guerrero Ramos (estudiante de Medicina, curso 2002-2003)