Acceder al contenido principalAcceder al menú principal

Logo de la UAMUniversidad Autónoma de Madrid

Acceso al BOUAM. Enlace externo. Abre en ventana nueva.

UAM Gazette

Estudian las orquídeas del Golfo de Guinea

29/10/2018
img ppal
Detalle de Bulbophyllum falcatum, semilla vista al microscopio electrónico de barrido (MEB) y foto de grupo.

Investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) estudiaron las semillas de orquídeas que habitan los países del Golfo de Guinea. Los resultados sugieren la existencia de adaptaciones relacionadas con la capacidad de dispersión y la germinación.   

Como parte del proyecto “Flora de Guinea Ecuatorial”, un equipo compuesto por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Escuela Politécnica de Madrid (UPM) estudió las semillas de orquídeas que habitan en los países del Golfo de Guinea (África tropical centro-occidental).

El trabajo, publicado en Plant Systematics and Evolution, muestra la existencia de variabilidad en los caracteres micromorfológicos de las semillas, concretamente entre las orquídeas terrestres y las que crecen sobre las ramas de los árboles (epífitas).

Estos resultados, obtenidos mediante microscopio electrónico de barrido (MEB), sugieren la existencia de adaptaciones relacionadas con la capacidad de dispersión y germinación. Esta evidencia, según los autores, será útil para el desarrollo de futuros trabajos sobre la conservación de especies amenazadas por destrucción de su hábitat o el cambio climático, sobre el epifitismo, la germinación y la evolución de las orquídeas.

 

Diferencias en la testa de orquídeas terrestres y epífitas

Las orquídeas pertenecen a una de las familias de plantas con flores más diversa, con mayor número de especies reconocidas y de amplia distribución en el planeta. La mayor diversidad se concentra en zonas tropicales y subtropicales, donde pueden desarrollarse como terrestres o como epífitas.

Una de sus estructuras más relevantes es la semilla, que tiene un tamaño reducido y se produce en elevado número en el interior del fruto. Debido a su diminuto tamaño y escaso peso, son dispersadas por el viento, salvo en raras excepciones como las del género Vanilla (vainilla).

Las semillas de las orquídeas constan de un embrión y de una cubierta o testa que está formada por células muertas. La utilización de MEB permitió a los investigadores analizar la topografía de la testa.

“Las semillas deben cumplir dos condiciones, estar secas y ser conductoras, para lo que se someten a un proceso de metalización con oro. Así, analizamos un total de 95 especies, de las que 69 fueron sido estudiadas por primera vez”, explican los autores.

“Las observaciones –continúan– mostraron la existencia de variabilidad en la testa de las semillas, reconociendo dos patrones principales. En las especies terrestres, la testa está formada por células que se disponen paralelas al eje longitudinal de la semilla, paredes intercelulares finas y rectas, paredes celulares anchas y sin presencia de ceras. En las epífitas, la testa está constituida por células que se giran respecto al eje longitudinal de las semillas, paredes intercelulares anchas, paredes celulares poco visibles y presencia de ceras”.

Estas diferencias, según los autores, sugieren una probable relación con adaptaciones ecológicas relacionadas con su capacidad de dispersión, aunque todavía son necesarios nuevos estudios que aborden una mayor diversidad de orquídeas en un ámbito geográfico más amplio. También son necesarios nuevos estudios que relacionen estos patrones con la capacidad de dispersión de las semillas (velocidad de caída y efecto aerodinámico).

_____________________

Referencia bibliográfica:

Gamarra R, Ortúñez E, Galán Cela P & A. Merencio (2018). “Seed micromorphology of Orchidaceae in the Gulf of Guinea (West Tropical Africa)”. Plant Systematics and Evolution. DOI: 10.1007/s00606-018-1497-0.

 

Más cultura científica en UAM Gazette»