Go to main contentGo to main menu

Logo de la UAMUniversidad Autónoma de Madrid

News

Expertos en estudios árabes e islámicos debaten en la UAM ¿Hacia dónde va el mundo árabe?

18/02/2011

Con el objetivo de informar y ofrecer sus reflexiones sobre los focos de tensión que se están produciendo en distintos países islámicos ante los recientes acontecimientos de Túnez y Egipto (cuya influencia empieza a notarse en otros territorios), un nutrido grupo de profesores e investigadores, en su mayoría del Departamento de Estudios Árabes e Islámicos de la Universidad Autónoma de Madrid, participó el pasado martes día 15 en la mesa redonda ¿Hacia dónde va el mundo árabe?.

Mapa de Egipto
Mapa de Egipto

La mesa redonda fue presentada por la directora del Departamento de Estudios Árabes e Islámicos, Nieves Paradela, quien evocó las dos revueltas populares que tuvieron lugar en Egipto en el siglo XX: “La revolución de 1919, que sacó a la calle a koptos y musulmanes y que guarda una cierta semejanza con lo que ha venido pasando estos días y, por otro lado, la revuelta nasserista de 1952, protagonizada por el ejército. Ojalá los acontecimientos actuales propicien un escenario que tenga más que ver con el que se dio en 1919 que en 1952”. Acto seguido la directora del Departamento presentó a Ana Planet, profesora y moderadora de la mesa de debate quien, tras ironizar sobre el hecho de que “los acontecimientos que están teniendo lugar en el mundo islámico nos han convertido a los profesores de este Departamento en estrellas mediáticas”, explicó la dinámica de la mesa redonda, donde especialistas en diferentes países pasaron a exponer lo que ha venido ocurriendo en el último mes en cada uno de estos territorios.

Antes  de que cada uno comenzase con una explicación pormenorizada, Miguel Hernando de Larramendi y Luz Gómez García acometieron una introducción general. El profesor Hernando  expuso las causas de estas revueltas: “En primer lugar hay que tener en cuenta la capacidad de resistencia de regímenes como el de Mubarak a la hora de frenar las demandas surgidas en materia de derechos civiles en los últimos veinte años, a lo que hay que sumar que los principales actores de la escena internacional tampoco han presionado mucho al respecto apelando a un argumento trampa como el de la imposibilidad de elecciones libres ante la posibilidad que de ellas surgiera un reforzamiento de los partidos islamistas, tal y como ocurrió en Argelia. Aquellos acontecimientos impusieron la idea de que la transformación social, política y económica de estos países debería hacerse desde el poder”. Por su parte, Luz Gómez llevó a la mesa de debate la voz del periodista y profesor libanés Samir Kassir para reflexionar sobre “la calle árabe”.

La situación de Túnez fue analizada por Daniel Marx, investigador del Taller de Estudios Internacionales Mediterráneos, quien precisó que las causas de la revolución han sido “un clima de represión y de miedo constante en lo político, una situación de corrupción muy vinculada a la familia de Ben Alí, la posibilidad que las nuevas tecnologías han brindado a los tunecinos de conocer de otra manera la realidad de su país, pudiendo opinar sobre ella y, finalmente, un escenario de crisis económica con un porcentaje muy preocupante de población joven desempleada”. Estos desajustes entre liberalismo económico y autoritarismo político han sido los que han motivado también las revueltas en Egipto, analizadas en la conferencia por Bárbara Azaola: “el peso adquirido dentro del propio partido en el poder y del parlamento por jóvenes y empresarios fue determinante a la hora de obligar a Mubarak a hacer cambios en su gabinete, comentó Azaola a la hora de explicar la desestabilización de un régimen que se ha mantenido en el poder durante tres décadas. Aún expectantes, los investigadores esperan ver cómo se desarrollan los acontecimientos en los próximos días, y es que la actualidad manda y las interrogantes son muchas tal y como destacó también el profesor Bernabé López al hablar del caso marroquí donde “pese a la corrupción, hay algo que protege a la propia institución monárquica y de un modo singular a Mohamed VI,  a quien se le recuerda por ser impulsor de la gran reforma del código de la familia”. De este modo, el profesor López opinó que el peso de la institución monárquica amortigua, en cierto modo, cualquier conato de revuelta que pudiera darse en Marruecos pese “a contar con un gobierno que es una amalgama de partidos de derecha e izquierda y que como tal rara vez avanza”.  Tampoco parece que Argelia esté ahora mismo en condiciones de acoger una revuelta cívica de las dimensiones de la egipcia, si hemos de hacer caso al profesor Rafael Bustos, ya que “ni el partido en el gobierno encuentra afectado por la disidencia, no hay apenas elementos políticos ajenos a su núcleo duro, ni la sociedad civil tiene los recursos necesarios para hacerle frente”, comentó el especialista juzgando, de este modo, de escaso impacto, la manifestación que tuvo lugar en Argel el pasado 12 de febrero.

Dejando el Magreb al margen, se tocó la actualidad de otros países como El Líbano o Yemen, en estos casos a través de videoconferencias, con dos investigadoras del Departamento desplazadas a estos territorios, Amaia Goenaga y Leylah Hamad respectivamente. Ésta última propuso un recorrido por los últimos veinte años de historia del país para contextualizar las revueltas que se están produciendo contra Ali Abdullah Saleh, que lleva desde 1978 como máxima autoridad yemení (incluso antes de la reunificación del país en 1990). Marta Saldaña, por su parte, habló de las monarquías del Golfo Pérsico, con especial atención a Bárein “un país en el que el 70% de la población está formada por chiíes que, sin embargo viven sometidos por la minoría suní”. Saldaña también habló de Kuwait, Arabia Saudí, Qatar y Emiratos Árabes donde las manifestaciones que se han venido produciendo han sido de diversa intensidad pero casi siempre de perfil bajo.

El devastador estado en el que se halla Iraq tras la guerra fue analizado por Waleed Saleh quien, tras hacer una relación de todos los males que asolan al país actualmente, dejó abierta una pequeña ventana abierta a la esperanza: “que en Irán caiga el régimen actual porque, por paradójico que pueda resultar, a Iraq, tras la guerra, lo han dejado en manos de grupos sectarios y de milicias alentadas en sus actuaciones por el régimen iraní”. Luciano Zaccara, también investigador del TEIM, habló del caso de Irán, desechando la idea de que el actual gobierno caiga víctima de una revuelta  popular, después de fracasar las movilizaciones que tuvieron lugar el año pasado con ocasión de la reelección de Mahmud Ahmadineyad y las acusaciones que, desde la oposición, se le hicieron de falsear el resultado de los comicios.

La última interviniente en la mesa redonda fue Carmen Rodríguez, especialista en Turquía, quien analizó la situación de parálisis que presenta el proceso de reformas emprendido por el país desde 1989, habida cuenta del rechazo que siempre han suscitado en el seno de la UE sus peticiones de adhesión: “Ante la indiferencia mostrada por la UE a las medidas de democratización turcas ¿cómo insuflar nueva energía a este proceso reformista?”, más aún, cuando dicho proceso se pretendía fuera un modelo para el mundo islámico.

Departamento de Estudios Árabes e Islámicos y Estudios Orientales