Go to main contentGo to main menu

Logo de la UAMUniversidad Autónoma de Madrid

News

Ángel Gabilondo inauguró el curso de Humanidades Contemporáneas ¿La presencia ineludible: Grecia y Roma¿

25/11/2010

El ministro de Educación acudió el 23 de noviembre a la Universidad Autónoma de Madrid para participar en un curso de Humanidades Contemporáneas cuyo objetivo es ofrecer una panorámica de la pervivencia del mundo greco-romano en nuestros días.

Ángel Gabilondo, ministro de Educación
Ángel Gabilondo, ministro de Educación

Ángel Gabilondo fue el encargado de impartir la primera conferencia del curso de Humanidades Contemporáneas: “La presencia ineludible: Grecia y Roma” que se celebra entre los días 23 y 30 de noviembre en la Facultad de Filosofía y Letras de la UAM. Tras la bienvenida por parte del decano, Antonio Cascón, Gabilondo mostró su agradecimiento: “Es difícil sustraerse al hecho de que en esta sala, en una de las estanterías, está mi tesis doctoral. En estos momentos, hay aquí conmigo personas con las que he crecido en la universidad, máximos representantes de los departamentos de Filología Clásica y Filosofía, entre los que se debaten mis curiosidades y mis afectos. Uno siente la conmoción de estar en casa. Me parecía muy atractivo estar con ustedes para pensar sobre qué es lo Clásico. Así que muchísimas gracias por sacarme del Boletín Oficial del Estado y ponerme en la universidad, que es donde menos frío hace”.

Con su ponencia, titulada “¿Qué es lo Clásico?, el ministro invitó a los asistentes a una profunda reflexión no sólo acerca de la Antigüedad Clásica, sino también del momento actual: “Creamos en el estudio. Tenemos que estudiar un poco más y conocer nuestra propia cultura y nuestra historia antes de hacer un ejercicio del lamento, que suele ser una coartada ante la falta de implicación. Debemos estudiar más, pensar un poco más y no sólo individualmente, sino comunitariamente. Más amor a quienes somos, más conciencia del momento en el que nos ha tocado vivir. Sí, tenemos déficit, pero no estamos en decadencia”, aseguró.

En el turno de preguntas, un oyente le cuestionó acerca de cómo creía él que debe enseñarse a los Clásicos. Gabilondo aprovechó entonces para ensalzar la figura del profesor: “Hay una necesidad de enseñar como un acto de comunicación. Enseñar no consiste en que un profesor hable y los alumnos se limiten a coger apuntes. Hay que escuchar. Lo más contagioso que hay es la pasión que uno puede sentir por algo. Si uno tiene la suerte de haberse encontrado una sola vez en su vida con un profesor que le contagia su modo de entender las cosas… quizá le esté enseñando muchísimo. El profesor debe ser ejemplar en su transmisión del conocimiento”.

Cursos de Humanidades Contemporáneas