Go to main contentGo to main menu

Logo de la UAMUniversidad Autónoma de Madrid

News

Una formación especializada, movilidad y emprendimiento, claves para la inserción laboral de los universitarios

10/12/2010

Durante los días 2 y 3 de diciembre se celebró en la Universidad Autónoma de Madrid el taller “El Empleo Universitario en el marco del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES)”, organizado por la Secretaría General de Universidades junto con el grupo de trabajo de empleo de la Red Universitaria de Asuntos Estudiantiles (RUNAE) de la CRUE y la UAM.

Antonio Álvarez-Ossorio, vicerrector para los Estudiantes y la Formación Continua de la UAM y  Mercedes Chacón, directora general de Formación y Orientación Universitaria del Ministerio de Educación
Antonio Álvarez-Ossorio, vicerrector para los Estudiantes y la Formación Continua de la UAM y Mercedes Chacón, directora general de Formación y Orientación Universitaria del Ministerio de Educación

En el que se dieron cita más de un centenar de agentes sociales, en su mayoría del ámbito universitario, para abordar temas de gran interés: el tránsito de la Universidad a la empresa y el papel de las prácticas, la inserción laboral de los egresados y la capacidad emprendedora, todo ello acompañado de la visión de expertos internacionales.

Mercedes Chacón, directora general de Formación y Orientación Universitaria del Ministerio de Educación, aseguró que “el EEES nos sitúa en un nuevo marco” y que “reflexionar sobre el empleo y la empleabilidad es clave en estos momentos”, así como sobre “cuáles son las medidas necesarias para alcanzar un plan de trabajo que ayude a superar la situación actual”. En este sentido, “mejorar la calidad de las prácticas universitarias” e “incrementar la calidad de nuestra producción científica y convertir ésta en innovación”, fueron algunos de los retos planteados por Chacón, que además trajo a colación problemas como la sobrecualificación, el abandono universitario y la tasa de paro de la población joven, que asciende al 31, 64%, según datos de la EPA del tercer trimestre de 2010. Ante este panorama, añadió que “una formación especializada, movilidad y el emprendimiento” son algunas de las soluciones, además de “crear una nueva cultura de trabajo que incorpore la capacidad de flexibilidad y de imaginar”. En cualquier caso, es preciso “acercar la formación de Grado y Posgrado a las necesidades de la sociedad” y “las políticas tienen que ser integrales y de equipo”.

Carlos Ayats, director delegado de Empleo de la Universidad Politécnica de Valencia y miembro del Grupo de Expertos de Bolonia (BET) dijo, que “se trata de un intento de coordinar esfuerzos que todos estamos llevando adelante”, siendo “la preocupación fundamental, la empleabilidad de los universitarios”. Junto a ellos, Emilio Eguía, vicerrector de Estudiantes de la Universidad de Cantabria declaró que “tenemos que conseguir que nuestros titulados sigan siendo reconocidos por las empresas a pesar de la situación actual” y como coordinador del grupo de trabajo de empleo de RUNAE, manifestó que en los servicios universitarios de empleo “el potencial humano es inmejorable”, pero “nos falta interacción y expresar necesidades”.

El tránsito desde la Universidad a la empresa

En la primera sesión, sobre el tránsito desde la Universidad a la empresa, intervino Laureano González-Vega, coordinador de Evaluación de Programas e Instituciones de la ANECA, que en referencia a los grados que la Agencia lleva evaluados, 2.359, entre los que “hay títulos muy novedosos”, apuntó que “han de preparar de cara al ejercicio profesional”, y para ello las prácticas externas “deben estas enlazadas con las materias”. “Sabemos formar en contenidos, pero es fundamental formar en competencias”, muchas de ellas, “muy ligadas a la mejora de la empleabilidad”, resaltó González-Vega. En esta línea, María Isabel Martínez, socia consultora de Abay Analistas Económicos y Sociales, comunicó los resultados de diferentes estudios realizados por la consultora que analizaban el tipo de cualificación más demandadas por la ocupación: competencias técnicas y personales, de los que se concluye, entre otros puntos, que las ‘skills’ técnicas de los egresados se adecuan mejor a lo que requiere el tejido empresarial, a diferencia de las personales, donde la brecha oferta-demanda es mayor.

El vicerrector de Estudiantes de la Universidad de Las Palmas, Nicolás Díaz de Lezcano, ofreció la visión de la Universidad acerca de las prácticas en empresas, que “son una actividad de naturaleza formativa realizadas por los estudiantes universitarios y supervisadas por las universidades, donde las entidades externas también se convierten en centros de formación”, entre cuyos fines está el de “acercar la realidad a la Universidad y la empleabilidad”. La perspectiva empresarial la dio Lothar Siemens, miembro del Comité Ejecutivo de la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Públicas Españolas y presidente del Consejo Social de la Universidad de Las Palmas, que manifestó que “la empresa tiene un potencial formativo específico que la Universidad tiene que aprovechar”, de ahí que este tipo de prácticas, que van a cumplir casi tres décadas de su implantación en España, “siguen representando la oportunidad más claras para el desarrollo de habilidades profesionales” y “una auténtica pasarela entre los estudios y el mercado laboral”.

La segunda mesa redonda dedicada a la inserción laboral de los egresados, contó con la participación de Arsenio Huergo, vicepresidente primero del Consejo Social de la UAM y miembro de la Cámara de Comercio de Madrid, que detalló las necesidades del tejido social y empresarial, mientras Luis López, director de Recursos Humanos de la consultora Deloitte habló de la búsqueda de talento por parte de los empleadores. Jorge Lozano, jefe del Área de Ordenación Normativa de la Subdirección General de Políticas Activas de Empleo Ministerio de Trabajo se refirió a las becas y contratos de inserción, y Enrique García, director comercial del portal Infoempleo, de intermediación laboral. Por último, el punto de vista sindical corrió a cargo de Félix González, consejero social por UGT en la UAM.

Emprendimiento y autoempleo

En la tercera sesión, los jóvenes emprendedores fueron los protagonistas, así como sus experiencias de autoempleo. Al sector de Ingeniería pertenece la empresa Pyro Fire Extinction S.L., dirigida por José Luis Liz, para quien la experiencia de emprender “parte de una idea, que se convierte en una oportunidad y de ahí en una empresa”. En todo este proceso, el apoyo de instituciones universitarias puede ser de gran utilidad, como en esta ocasión lo ha sido el Instituto Ideas de la Universidad Politécnica de Valencia. También es posible emprender en Humanidades y Ciencias Sociales, este es el caso de Begoña Pecharromán, socia-directora de la “spin-off” universitaria Farapi S.L., que ha contado con la ayuda del Programa Entreprenari que promueve la Universidad del País Vasco. En el debate también participó Elena Rico i Vilar, directora de Relaciones Institucionales de Caixa Capital Risc, que contó la experiencia del Premio Emprendedor Siglo XXI, y Jesús Purroy, director del Área Científica y Bioincubadora del Parque Científico de la Universidad de Barcelona, que habló de las incubadoras de empresas.

Expertos internacionales del ámbito educativo intervinieron en el último coloquio. John Carrivick, director de los Servicios de Educación del British Council, analizó el sistema británico de educación superior y concluyó que “para que los alumnos sean más empleables, las universidades deberían desarrollar competencias transversales”, como la capacidad analítica y crítica, el trabajo en equipo, los idiomas, etc. El caso alemán lo expuso Andreas Beensen, asesor de Educación de la Embajada de Alemania, que puso como ejemplo el sistema dual alemán, donde las prácticas en empresas suponen el cincuenta por ciento y la enseñanza en el centro educativo el otro cincuenta. Con el Plan Bolonia, instaurado desde el año 2000 en Alemania, se ha pretendido “aumentar la enseñanza práctica, facilitar la movilidad y bajar la edad de los egresados”. Por su parte, Davide Scalmani, agregado para Asuntos Culturales del Instituto Italiano de Cultura, habló del sistema de prácticas en Italia, cuya reglamentación “es muy reciente”. Finalmente, Patrice Burns, directora de la ‘Office of Career Services’ del campus madrileño de la Saint Louis University, se centró en el empleo universitario en Estados Unidos y la eficacia de estas oficinas de orientación para el empleo: “la mitad de los alumnos que aprovecharon el servicio de empleo, tenían una oferta de trabajo antes de terminar la carrera”. Resaltó asimismo que las universidades deberían fomentar “su imagen de marca”, una consideración que compartió Mercedes Chacón: “es muy interesante el hecho de crear esa cultura de comunidad”.

El rector de la UAM, José María Sanz, clausuró el seminario junto con el secretario General de Universidades, Màrius Rubiralta, que declaró que “la transformación y modernización de la universidad española está en marcha”, de acuerdo con la Estrategia Universidad 2015 (EU2015), iniciativa impulsada desde el Gobierno. Y concluyó diciendo que “la Universidad tiene que formar a medio-largo plazo” y “el EEES, un proceso de evolución continua y flexible, va a ayudar a la empleabilidad de los graduados, que tienen que estar preparados para el espacio global”.

Ministerio de Educación