Acceder al contenido principalAcceder al menú principal

Logo de la UAMUniversidad Autónoma de Madrid

Acceso al BOUAM. Enlace externo. Abre en ventana nueva.

Noticias

El profesor de Harvard y del MIT Emery Brown reflexiona en la UAM sobre el futuro de la anestesia y aboga por dosis más personalizadas y en menor cantidad

30/04/2019

El anestesiólogo y neurocientífico estadounidense pronunció una conferencia en la Facultad de Medicina, invitado por la Cátedra de Neurociencia UAM-Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno

El anestesiólogo y neurocientífico estadounidense Emery Brown impartió una conferencia en Madrid
El anestesiólogo y neurocientífico estadounidense Emery Brown impartió una conferencia en Madrid

El anestesiólogo y neurocientífico estadounidense Emery Brown, pionero en abordar la anestesia desde un nuevo enfoque basado en la intervención de la neurociencia, pronunció la semana pasada en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) la conferencia Descifrando la dinámica del cerebro inconsciente bajo anestesia general.

Profesor de anestesiología en la Universidad de Harvard, anestesiólogo en el Hospital General de Massachusetts y profesor de Ingeniería médica y neurociencia computacional en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Brown estuvo en Madrid invitado por la Cátedra de Neurociencia UAM-Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno y reivindicó la importancia de hacer investigación en anestesiología. “En el mundo hay 250 millones de operaciones cada año. Es algo que afecta a mucha gente y yo creo que mejorar las técnicas de anestesia es mucho más fácil que encontrar un tratamiento para el alzhéimer".

Brown desarrolla su carrera profesional en tres áreas –la anestesiología, la neurociencia y la estadística–, que ha integrado en su novedoso enfoque. “Cuando se habla de anestesiología –explica Brown– se trata del uso de fármacos, pero estos tienen efecto en el cerebro. Entonces ¿por qué no usar la neurociencia para entender lo que está pasando?". Fue precisamente esta pregunta la que le llevó a investigar este camino, que comenzó con un gesto tan sencillo como meter en el quirófano una máquina de encefalogramas, lo que permite seguir la actividad cerebral del paciente durante todo el proceso.

Según explicó, uno de los primeros beneficios de usar la neurociencia es “hacer la anestesia más personalizada", pues se puede ver el efecto del fármaco "y puedes decidir en tiempo real cómo ajustar la dosis". "La mayor parte de las veces es bajándola  –señala–, porque estamos dando demasiado a los pacientes, mucho más de lo que necesitan para estar anestesiados". "Intentar conseguir el estado adecuado con la menor cantidad de anestesia posible debe ser uno de nuestros objetivos".

En una entrevista concedida con motivo de su estancia en Madrid, el científico también desmintió algunos de los errores más habituales en torno a la anestesia. Por ejemplo, aseguró que “no es estar dormido, es un estado de coma" reversible con cuatro características: control del dolor, inconsciencia, inmovilidad y amnesia.

La Cátedra de Neurociencia UAM-Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno tiene como objetivo principal el fomento de la docencia, la investigación y la difusión de los conocimientos en Neurociencia, particularmente en lo referente a la comprensión del sistema nervioso humano y de las enfermedades que lo afectan.