Acceder al contenido principalAcceder al menú principal

Logo de la UAMUniversidad Autónoma de Madrid

Acceso al BOUAM. Enlace externo. Abre en ventana nueva.

Noticias

El director de la Real Academia Española Darío Villanueva imparte la conferencia del acto de Graduación del Máster en Gobernanza y Derechos Humanos de la UAM

15/03/2018

Un total de 60 estudiantes de la VII promoción de este Máster, organizado por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), la Cátedra de Estudios Iberoamericanos Jesús de Polanco y la Fundación Santillana, recogieron sus títulos. En el acto también se presentó la actual promoción que comenzó sus estudios el pasado mes de enero.

Un momento del acto de graduación del Máster de Gobernanza
Un momento del acto de graduación del Máster de Gobernanza

El Aula Magna de la Facultad de Derecho de la UAM acogió ayer la Graduación del Máster en Gobernanza y Derechos Humanos de la UAM en la que estuvieron presentes el rector Rafael Garesse; la decana de la Facultad de Derecho, Yolanda Valdeolivas; el catedrático de Derecho Constitucional de la UAM y director del Máster, Antonio Rovira; el director de la RAE, Darío Villanueva; el presidente de la Fundación Santillana, Ignacio Polanco; el académico y presidente de la Fundación El País, Juan Luis Cebrián y la estudiante del máster María Borrell.

El rector Rafael Garesse destacó la importancia que tienen para la institución estos actos. “Las graduaciones de máster en la universidad son días grandes, porque nuestra responsabilidad es aportar valores, enseñanza y crítica”, señaló. Asimismo, calificó el Máster de Gobernanza y Derechos Humanos como “importante y evidente en los tiempos que corren hoy en día”. En su intervención aludió a los discursos de ponentes anteriores, enfatizando el mensaje del catedrático Antonio Rovira sobre el hecho de que “en la vida, además de aportar juicios y buenas formas, hay que ser feliz”. “Profesionalmente hay que ser feliz”, recomendó a los titulados. También quiso compartir las palabras de la estudiante María Borrell, quien manifestó que esta etapa había sido “inspiradora”.

Darío Villanueva dedicó la disertación central del acto a la utilización del lenguaje y sus peculiaridades, abordando la extrema sensibilidad que los hablantes manifiestan a la Real Academia y haciendo un análisis de los términos de más actualidad, como posverdad y corrección política. Ambos, explicó Villanueva, “tienen que ver fundamentalmente con el uso del lenguaje y las lenguas a través de las cuales se manifiesta”. Si la corrección política implica, como ya se ha mencionado, una nueva forma de censura, el problema con la posverdad “está en la correlación entre los enunciados y la realidad de las cosas”. En una conferencia trufada de anécdotas que provocaron las sonrisas de los asistentes, Villanueva justificó la ardua labor de la Academia. “A la RAE se le acusa una y otra vez de agraviar a individuos o grupos simplemente por incluir palabras consideradas ofensivas por ellos, palabras que existen en el uso del idioma y están ampliamente documentadas por escrito; palabras que la RAE no ha inventado, sino simplemente recogido de la lengua soberana creada y utilizada por los hablantes”, explicó.