Go to main contentGo to main menuFormulario de contactoLa UAM

Sciencie FacultyScience Faculty

Print >< Back

Experiencias profesionales

Experiencias profesionales.

Botánicos de la UAM en ejercicio ¡Echa un vistazo al perfil de estos botánicos y a lo que dicen! Les hemos pedido que respondan a este cuestionario:

  1. ¿Para qué te ha servido la botánica?
  2. ¿Qué oportunidades tiene un botánico en tu campo?
  3. ¿Qué te aportó la botánica de la UAM?

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Elena Bermejo. Técnica en la empresa Tragsatec, dedicada a la consultoría y asistencia técnica en los ámbitos de medio ambiente, forestal y de desarrollo rural.


1. ¿Para qué te ha servido la botánica?

Tuve la suerte de empezar a trabajar al poco de terminar la carrera en un gran proyecto vinculado a la botánica, el Mapa Forestal de España, que desarrollaba la Escuela de Montes de Madrid. Y durante más de siete años recorrí el país cartografiando la vegetación y conociendo lugares a los que nunca se me hubiera ocurrido ir. Tan sólo unos meses después de acabar este proyecto comencé a trabajar para el Grupo TRAGSA, coordinando proyectos también vinculados a la botánica para el Ministerio de Medio Ambiente: el Atlas de Hábitat de España y el Atlas de flora Vascular Amenazada de España.
Así que profesionalmente se puede decir que entré en el mundo laboral de mano de la botánica. Pero además me gusta, y me gusta ir por el campo sabiendo lo que veo y poniéndole nombre a las plantas. Elijo los viajes buscando nuevos paisajes y tratando de aprender más sobre las plantas y los paisajes que forman.

2. ¿Qué oportunidades tiene un botánico en tu campo?

Actualmente todas las Administraciones tienen legislación sobre conservación de flora y hábitat: europea a través de Directivas, nacional mediante la ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, y autónomica. Éstas tienen trasferidas las competencias sobre la gestión y conservación del territorio. Por tanto, se necesita personal especializado en botánica para poder aplicar y desarrollar toda esta legislación de obligado cumplimiento. Y no hay que olvidar que en botánica queda mucho por hacer, porque siempre se ha invertido más esfuerzo en la conservación y estudio de la fauna.

3. ¿Qué te aportó la botánica de la UAM?

Probablemente, tener unos profesores excelentes en botánica influyó mucho en que decidiera continuar por esta línea y no por cualquier otra. Las clases teóricas se complementaron con un montón de excursiones de muchos días, conociendo la gran diversidad paisajística y botánica de España. Eran otros tiempos, creo que ahora ya no se hacen tantas, pero tampoco era lo normal en otras universidades. Mucho tiempo después de acabar me di cuenta del esfuerzo que supone para los profesores pasar tantos días fuera y tener que estar pendientes de un montón de gente de sol a sol.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.


Luisma Ferrero. Profesor de Biología en un Instituto de Enseñanza Secundaria.


1. ¿Para qué te ha servido la botánica?

Para mi trabajo actual no tiene una utilidad directa, pero para llegar a ser lo que soy sí que la tuvo. Debido a los años invertidos en la investigación me presenté a las oposiciones con “cierta edad”, y con bastante desgana para prepararme en exclusiva este reto. Sin embargo, lo que podía parecer una desventaja se convirtió en la clave del éxito, pues el bagaje biológico y personal adquirido durante los años de postgrado universitario, trabajando como botánico, fue determinante para ir superando las diferentes pruebas.

2. ¿Qué oportunidades tiene un botánico en tu campo?

En mi trabajo ser botánico, zoólogo, geólogo o biólogo molecular no supone ni más ni menos oportunidades laborales, pero como ya he comentado el camino de la botánica, en mi caso, me facilitó la tarea de conseguir mi puesto de mi trabajo.

3. ¿Qué te aportó la botánica de la UAM?

La botánica ha supuesto, y sigue suponiendo, mi realización como científico. La ciencia no sólo me interesa como actividad humana, ¡siempre he querido formar parte de ella! Y no me basta con transmitir a mis alumnos entusiasmo e interés por las ciencias, cuando se dejan… ¡El gusanillo de la botánica sigue vivo! Y aquí es donde reside la ventaja de la botánica, esa ciencia clásica y “anticuada”. Si fuera biólogo molecular miraría con nostalgia los laboratorios de los que siguen investigando, pero a un botánico le basta con una lupa, unas botas, unos libros y mucho campo, y todo eso es muy fácil de conseguir. Aunque me tenga que ganar la vida con una actividad paralela a la investigación, las puertas de la botánica siguen abiertas, y desde la retaguardia, sigo aportando mi granito de arena a esta gran empresa. La bata la colgué hace tiempo, pero espero morir con las botas puestas.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.


Alfonso Susanna. Investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Director del Instituto Botánico de Barcelona.


1. ¿Para qué te ha servido la botánica?

Para cumplir con un objetivo vital de la mayor importancia: tener un oficio que fuera una de mis máximas aficiones y que me permitiera al mismo tiempo ganarme la vida. También me ha dado la oportunidad de conocer mundo y de tener grandes amigos en cuatro continentes.

2. ¿Qué oportunidades tiene un botánico en tu campo?

Ahora mismo, pocas, desgraciadamente. Pero la botánica es una ciencia pujante, gracias a la reconversión metodológica de los años 90 y a la revolución bioinformática de los últimos diez años: estoy convencido de que a medio plazo los botánicos tendremos nuevas oportunidades.

3. ¿Qué te aportó la botánica de la UAM?

Me reafirmó en mi vocación y me puso en contacto con la ciencia de primera fila; en la UAM encontré al que sería mi maestro durante ocho años, con el que me doctoré y me formé como científico.

Universidad Autónoma de Madrid © 2008 · Ciudad Universitaria de Cantoblanco · 28049 Madrid · Tel.: +34 91 497 51 00 · e-mail: informacion.general@uam.es.