Access the web mapAccess the main menuAccess the footerAccess the main content
English

La UAM rinde homenaje al escultor Higinio Vázquez, celebrando su vínculo con la historia de la universidad

Cultural activities

La UAM rinde homenaje al escultor Higinio Vázquez, celebrando su vínculo con la historia de la universidad

Se cumplen 50 años desde que el artista zamorano recibió el encargo de crear 11 murales y esculturas para decorar el campus de Cantoblanco. Con este motivo, la UAM ha organizado una exposición con decenas de bocetos y maquetas de las obras y un encuentro en el que el escultor habló sobre su vida y su obra. Estuvo acompañado por la Rectora Amaya Mendikoetxea, la directora de Actividades Culturales y el responsable del Área de Gestión del Patrimonio Artístico de la universidad, así como familiares, amigos y miembros de la comunidad universitaria

30/09/2021 Redacción
La directora de Actividades Culturales de la UAM Sandra López-Sáenz, la rectora Amaya Mendikoetxea, el escultor Higinio Vázquez y el comisario de la exposición 'Todo al 11' José Antonio Sebastián, momentos antes de la celebración del homenaje al artista. En la imagen inferior, el escultor observa una de las piezas reunidas en la exposición 'Todo al 11. El escultor Higinio Vázquez en la UAM. 50 años de presencia (1971-2021)'. FOTOS:UAM

La directora de Actividades Culturales de la UAM Sandra López-Sáenz; la rectora Amaya Mendikoetxea; el escultor Higinio Vázquez y el comisario de la exposición 'Todo al 11', José Antonio Sebastián, momentos antes del inicio del homenaje al artista. En la imagen inferior, el escultor observa una de las piezas reunidas en la exposición 'Todo al 11. El escultor Higinio Vázquez en la UAM. 50 años de presencia (1971-2021)'. FOTOS: UAM

La Universidad Autónoma de Madrid celebró ayer un encuentro-homenaje al escultor Higinio Vázquez García (El Pego, Zamora, 1930), un artista estrechamente vinculado a la historia y el patrimonio de la universidad. El evento forma parte de las actividades organizadas con motivo de la exposición Todo al 11. El escultor Higinio Vázquez en la UAM. 50 años de presencia (1971-2021). Esta exposición ha reunido en la Sala de Exposiciones de la UAM el trabajo preliminar realizado por el artista para crear los 11 murales y esculturas que le fueron encargados para decorar el Campus de Cantoblanco en su inauguración, en octubre de 1971.

Higinio Vázquez observa una de las piezas reunidas en la exposición 'Todo al 11. El escultor Higinio Vázquez en la UAM. 50 años de presencia (1971-2021)'

Familiares y amigos de Vázquez, uno de los escultores más reconocidos en Madrid en la segunda mitad del XX, acompañaron al artista en un cálido acto que contó con la presencia de la rectora Amaya Mendikoetxea. También participaron la directora de Actividades Culturales de la UAM, Sandra Sáenz-López, y el responsable del Área de Gestión del Patrimonio Artístico, José Antonio Sebastián Maestre, también comisario de la exposición.

La directora de Actividades Culturales recordó la trayectoria del escultor y cómo su obra llegó a la UAM en 1971 por encargo del Ministerio de Educación y Ciencia. López-Sáenz quiso centrarse en dos detalles que permiten traer las esculturas de Higinio Vázquez a la actualidad, 50 años después. “En primer lugar me detengo en Gran Monumento, un grupo escultórico que Higinio proyectó como una alegoría de la universidad. Una de las imágenes protagonistas recae en la imagen de una docente. Higinio encarna en una profesora el papel de generadora de conocimiento en el ámbito universitario”. Según recordó, en 1971 las mujeres solo representaban el 25% de alumnado de las universidades españolas y la ratio era mucho menor en el espacio docente. El segundo elemento que la directora quiso destacar fue el concepto de vacío. “Las obras de Higinio pueden ser atravesadas por la mirada; no solo son obras artísticas en sí, sino que actúan a modo de marcos o de ventanas, son celosías en estrecha conexión con el lugar en el que se erigen. A través de ellas vemos una facultad, estudiantes paseando, nuestro entorno natural. Las obras de Higinio se muestran y nos conectan. Nos recuerdan que en 1971 se levantaba esta universidad concebida como un entramado de patios y galerías que interconectaban departamentos y facultades en alusión a la comunicación entre personas y al flujo de conocimientos como el que debe existir en todo entorno académico universitario”.

Por su parte, la rectora Amaya Mendikoetxea agradeció al artista su presencia en la UAM – “gracias por regalarnos esta tarde un reencuentro que nos ayuda a reencontrarnos con nuestros orígenes y a seguir aprendiendo a través de la mirada de los demás”– y subrayó la dedicación que exige el proceso de crear conocimiento. “El proceso de innovación y de investigación solo se alcanza tras muchas horas de trabajo, de ensayo y error, de reflexión, tras muchos bocetos y borradores. Cada una de las obras que se han expuesto en la Sala nos recuerda este esfuerzo de Higinio y de su grupo de escultores, un esfuerzo que hacemos nuestro. La meticulosidad, la constancia, la imaginación, todo aquello que aparece volcado en las composiciones que vemos en nuestro Campus”.  

A continuación, el comisario de la exposición y artífice último de este reencuentro, José Antonio Sebastián, mantuvo una conversación con el artista; un diálogo que permitió a los asistentes y a quienes siguieron el acto en streaming conocer más en profundidad la vida y obra de Vázquez. Recordaron cómo se produjo el encargo del Ministerio de Educación y Ciencia para realizar los murales de Cantoblanco; la finalidad del proyecto –“procurar una estética agradable en el Campus, donde iban a pasar miles de estudiantes al año. Era importante dignificar esos espacios con un tipo de arte atractivo, contemporáneo”–; y la escasez de tiempo disponible, que le llevó a pensar en el en el hormigón armado y la chapa de hierro como elementos principales de las obras. Vázquez reconoció que, cinco décadas después, estas obras le siguen emocionando. “El apasionante proyecto concebido y realizado para la UAM caló muy dentro de mí. Las sigo viviendo. Son parte de mi alma”.

Tanto este encuentro con Higinio Vázquez, como la exposición Todo al 11. El escultor Higinio Vázquez en la UAM. 50 años de presencia (1971-2021) son parte de la programación de la Oficina de Actividades Culturales para este curso.