Accede a Declaración de AccesibilidadAccede al menú principalAccede al pieAccede al contenido principal
Español

Concluye la primera Campaña de Excavación en el Castillo Viejo de Manzanares el Real con la localización de los muros internos del recinto defensivo

Actualidad

Concluye la primera Campaña de Excavación en el Castillo Viejo de Manzanares el Real con la localización de los muros internos del recinto defensivo

Un equipo de arqueólogos e historiadores de la UAM, estudiantes de grado y posgrado, y un numeroso contingente de voluntarios locales han participado en estos trabajos, que se han prolongado a lo largo de cuatro semanas.

29/07/2021 Redacción
Imagen que muestra a los equipos de trabajo en la zona de la excavación

Un nutrido grupo de expertos, estudiantes y voluntarios ha trabajado a lo largo de cuatro semanas en la Campaña Arqueológica en el Castillo Viejo de Manzanares El Real.

La I Campaña de Excavación en el Castillo Viejo de Manzanares el Real, dirigida por la UAM, ha concluido después de cuatro semanas de trabajos que han permitido importantes descubrimientos, como la localización de la parte más alta de los muros de las estructuras internas del recinto defensivo. “Hasta ahora conocíamos la planta con encintado externo, las tres torres circulares y la torre del Homenaje; ahora comenzamos a ver el interior –explican los responsables de la excavación. En algunas zonas hemos llegado a bajar más de 50 cm de profundidad y, después de mucho calor y esfuerzo, han aparecido dos muros del castillo realizados con ladrillos y mortero de cal, otro muro caído, una estructura, a modo de canaleta, paralela a los muros defensivos del recinto y un suelo de mortero apelmazado en la esquina suroeste del castillo que podría corresponder con la posible segunda planta”.

La campaña, que cuenta con la financiación del Ayuntamiento de Manzanares el Real y la colaboración de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid, comenzó el pasado 21 de junio bajo la dirección de los arqueólogos Joaquín Barrio (UAM), Javier Salido (UAM) y Rosario Gómez Osuna (Equipo A de Arqueología), y el apoyo de los profesores David Gallego (UCLM) y Santiago Palacios (UAM). Para Palacios, también vicerrector de Estudios de Grado de la UAM, esta campaña es “un buen ejemplo de colaboración de la universidad con nuestro entorno inmediato, establecido mediante un convenio para cuatro años que, además de la propia excavación, incluye prácticas para nuestros estudiantes, el análisis histórico y arqueológico del castillo, su evaluación patrimonial, su estudio integral y la conservación del bien”.

Han participado además 18 alumnos de la UAM, que están realizando prácticas curriculares y extracurriculares, procedentes tanto del Máster de Arqueología y Patrimonio como del Grado de Historia y también del Doble Grado de Historia del Arte y Ciencias y Lenguas de la Antigüedad. A lo largo de estas cuatro semanas los trabajos también han contado con la ayuda de un nutrido grupo de voluntarios de todas las edades, que han realizado muy diversas tareas, desde la propia excavación hasta los trabajos de limpieza del material, previa a su clasificación.

“El objetivo de la campaña es comenzar a excavar el castillo que promete ser un yacimiento interesantísimo, como muestran los resultados del georradar realizado el año pasado”, explican sus responsables. Se espera que las excavaciones arqueológicas permitirán confirmar la datación y la organización del espacio interior del castillo. Actualmente circulan varias teorías sobre el origen del conocido como Castillo Viejo. Y es que, aunque aparece citado por primera vez a mediados del siglo XIV en un documento de época de Alfonso XI en el que pide carpinteros para las obras “en mis palacios de Manzanares”, otras teorías apuntan a que su constructor fue Don Diego Hurtado de Mendoza, Almirante de Castilla, quien, al recibir el señorío del Real de Manzanares en 1391, pudo levantar el castillo como signo de su poder y para guardar con seguridad el cobro de los impuestos de paso por el puente.

Esta campaña de excavación ha permitido al equipo conocer más sobre las gentes que ocuparon este yacimiento. “Nos vamos acercando a la vida cotidiana de la población que buscó en este entorno natural privilegiado el lugar donde vivir”, explican los expertos. “La continuación de los trabajos nos aproximará a reconstruir su modo de vida, cuya memoria nunca se perdió en el municipio y que nosotros pretendemos ahora desvelar y poner al descubierto”.