Accede a Declaración de AccesibilidadAccede al menú principalAccede al pieAccede al contenido principal
Español

“El Congreso Internacional de Botánica 2024 será un escaparate para los botánicos españoles, principalmente los jóvenes”

Actualidad

“El Congreso Internacional de Botánica 2024 será un escaparate para los botánicos españoles, principalmente los jóvenes”

Madrid albergará la XX edición de este prestigioso acontecimiento que reúne a botánicos de todo el mundo. El profesor del Departamento de Biología de la UAM Juan Carlos Moreno, presidente de la Sociedad Botánica Española, explica algunas claves del evento, que por primera vez se celebra en el sur de Europa

14/05/2021 Redacción
Imagen de plantas de la especie Erinacea anthyllis

Erinacea anthyllis

Desde 1900, el Congreso Internacional de Botánica (IBC, por sus siglas en inglés) ha congregado a lo largo y ancho del globo a botánicos de todo el mundo, en un acontecimiento sexenal que ofrece la mejor oportunidad para conocer los resultados de las investigaciones más punteras, intercambiar pareceres y conocimientos, contactar con otros investigadores y planificar futuros trabajos. Tomando el relevo de la ciudad china de Shenzhen, la próxima edición se celebrará en Madrid en 2024.

Es la primera vez que este evento se lleva a cabo en el sur de Europa o en la cuenca mediterránea, un “punto caliente” de biodiversidad a escala global. “Éste fue precisamente un punto fuerte de nuestra candidatura, porque la diversidad florística y fúngica peninsular bien merecía el viaje hasta España”, explica el profesor de la Universidad Autónoma de Madrid Juan Carlos Moreno, presidente de la Sociedad Botánica Española, que se encargará de la organización junto al Real Jardín Botánico-CSIC.

Según apunta el profesor Moreno, la elección de España, concretamente de Madrid, como sede del IBC es un reconocimiento al trabajo de la comunidad botánica española, muy activa en las últimas décadas, con numerosos investigadores punteros en ramas muy variadas de la disciplina y con una gran producción científica. “La celebración en Madrid de IBC será una oportunidad muy buena para que los botánicos españoles, principalmente jóvenes con trayectorias muy sólidas, muestren su potencial para participar y liderar proyectos internacionales, grupos de trabajo, etc. Confío en el éxito de la organización, y que esto nos sitúe en el escaparate de la actividad botánica en todo el mundo”.

Apoyos

Otra de las claves que han pesado en la elección de Madrid es su amplísima experiencia en la organización de grandes congresos, así como los apoyos recibidos, dentro y fuera de nuestras fronteras. Tanto la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) como la presidencia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas respaldaron la candidatura desde el primer momento. Entre otros apoyos, cuenta también con el del Ministerio de Ciencia e Innovación, el Ayuntamiento de Madrid, y parte de las sociedades botánicas mediterráneas y latinoamericanas.

En el caso concreto de la Universidad Autónoma de Madrid, Moreno explica que “los botánicos de la UAM nos hemos implicado desde el inicio en la puesta en marcha del IBC, con dos profesores miembros del Comité Organizador del evento y otros tantos del Comité Científico. El Rector y el resto de autoridades y colegas nos han dado su apoyo en esta apuesta, con las facilidades que pueda brindar nuestra universidad”.

Lucha contra el plant blindness

Aunque aún es pronto para conocer en detalle las temáticas y simposios que se desarrollarán a lo largo de la semana del IBC en Madrid, el director de la SEBOT considera que “la génesis de la cita, y buena parte de los asistentes, proceden del campo sistemático y taxonómico, de manera que será de nuevo una oportunidad para conocer los últimos avances en evolución vegetal. Otras líneas que también podrían abordarse, dado que cada vez tienen más peso, son las temáticas biogeográficas, etnobotánicas, conservacionistas, y las relacionadas con el papel de las plantas y de la vegetación en el futuro del planeta”. Y una cuestión más: “Un tema transversal a todos nosotros es luchar contra lo que los anglosajones bautizaron como  plant blindness , esa ceguera o aún menosprecio de la importancia de las plantas en nuestro entorno, día a día, que las deja relegadas a un fondo inmóvil en el que no nos fijamos, al que no le damos importancia y ante cuyas agresiones no reaccionamos”, concluye Moreno.

El IBC está auspiciado por la Asociación Internacional de Sociedades Botánicas y Micológicas (IABMS por sus siglas en inglés), y lleva a cabo sesiones y encuentros sobre fisiología, genética, evolución, sistemática, conservación, usos, y un largo etcétera de disciplinas relacionadas con el mundo vegetal. Al tener una periodicidad sexenal, cuenta con una enorme capacidad de convocatoria y constituye un hito en la memoria de los investigadores participantes. En la pasada edición, celebrada en 2017, participaron casi 7.000 investigadores.