Acceder al contenido principalAcceder al menú principal

Logo de la UAMUniversidad Autónoma de Madrid

Acceso al BOUAM. Enlace externo. Abre en ventana nueva.

La UAM en los Medios

Entrevista a José María Sanz Martínez, rector de la UAM desde junio.

16/07/2009

José María Sanz Martínez será el séptimo rector de la Universidad Autónoma de Madrid elegido democráticamente, y sustituirá a Ángel Gabilondo, actual Ministro de Educación.

José María Sanz Martínez: ¿Los profesores tendrán que desarrollar muchas más habilidades, lo que implica un cambio de mentalidad¿
José María Sanz Martínez: ¿Los profesores tendrán que desarrollar muchas más habilidades, lo que implica un cambio de mentalidad¿

Sanz estudió Física en la Autónoma y, tras doctorarse en la Universidad de Stuttgart (Alemania) en 1982, regresa a la UAM como profesor adjunto contratado. Desde 1991 es catedrático de Física aplicada de la Universidad Autónoma de Madrid. Ha ocupado, entre otros cargos de responsabilidad, el de vicerrector de Infraestructuras Científicas y Promoción Tecnológica (2002-2006), el de Investigación hasta abril de 2009 y, desde esa fecha hasta el 3 de julio, el de rector en funciones.


Tiene más de 150 publicaciones científicas en diferentes revistas internacionales, y ha sido responsable científico de un gran número de proyectos de investigación subvencionados por agencias europeas, nacionales y locales.


El nuevo rector electo asumirá el cargo en pleno proceso de transformación de los estudios al Espacio Europeo de Educación Superior. La Autónoma impartirá el próximo curso la mayoría de sus titulaciones adaptadas a grados. Entre los objetivos de Sanz está combinar la excelencia en investigación y docencia con el fin social de la universidad.


¿Cuál es el fin social de la universidad?
Por un lado, facilitar el acceso a la universidad de grupos sociales y económicos con dificultades para acceder a ella. Por otro lado, transferir a la sociedad el conocimiento y la innovación que la universidad genera, de alguna manera devolver a la sociedad en forma de conocimiento los impuestos con los que nos financia.


¿Es uno de los capítulos más importante en estos momentos?
El de la transferencia del conocimiento sí, incluso para el propio Ministerio de Ciencia e Innovación es una de las apuestas más significativas. El objetivo es pasar de ser un país donde se generan publicaciones e investigación básica con cierto éxito, a ser un país donde el conocimiento se convierta en riqueza para el entorno, en generación de empleo, en mejores empresas. Nos falta dar ese paso. Generamos muchas publicaciones pero pocas patentes y pocas empresas basadas en el conocimiento.


¿Y es una de las prioridades del rector de la UAM?
La UAM es conocida por la calidad e intensidad de su investigación. Tratamos, con ayuda de la Oficina de la Transferencia, del Parque Científico, y de las asociaciones empresariales del entorno, de generar transferencia de conocimiento, de forma más intensa y mejor, a ese entorno. Pero en ningún caso, vamos a renunciar a nuestra investigación de excelencia.


¿Qué va a aportar este nuevo rector a una universidad que destaca por la investigación científica?
La imagen de la Universidad y sus señas de identidad son fruto de muchos años. Cada equipo rectoral ha ido añadiendo improntas o enfatizando diferentes aspectos, pero creo que hay que mantener esas señas de identidad que tienen que ver con una investigación y una oferta docente de excelencia. La Universidad tiene una nueva misión que es la transferencia de conocimiento, y es una tarea que la universidad asume y que tendremos que hacer, también de manera brillante.


Los investigadores se quejan de la excesiva burocratización que acompaña su misión, ¿cómo se puede agilizar?
El tema de la burocratización está haciendo mucho daño a la gestión de la I+D+i en general. En cualquier caso, los investigadores no se deberían ver involucrados en estos temas. La tarea del investigador es investigar. Mientras no consigamos eso, las cosas no irán bien. Deberíamos ser capaces de crear una estructura de gestión en I+D+i que libere al investigador de tales tareas, de forma que el investigador dedique todo su tiempo a investigar. La situación no es la óptima pero ese es el camino en el cual nos vamos a mover.


¿Cómo va a ser el nuevo modelo de gerencia a partir de enero?
Modelos de gerencia hay muchos pero, en cualquier caso, tiene que identificarse con las formas del rector, y en esa dirección buscaremos. El gerente no es más que es el brazo ejecutor de la política del rector. Así que buscaremos un gerente que ejecute las decisiones del rector y del equipo de gobierno a la hora de hacer política de recursos humanos o de gestión y administración de servicios. Lo que no hay duda es que lo que hace el gerente siempre es responsabilidad del rector. La política y las instrucciones las deciden el rector y el equipo de gobierno.


¿Se va a reducir la estructura funcional de la gerencia?
Cuando se confía en un gerente hay que darle la estructura adecuada. El compromiso que adquirimos durante la campaña electoral es que en ningún caso se va a aumentar el equipo de gerencia, pero en las negociaciones con el nuevo gerente habrá que ver qué tipo de estructura prefiere. No sólo hay que pedirle resultados sino que hay que darle los medios. Este tema queda pendiente para las negociaciones con el gerente entrante.


En el aspecto de la comunicación, ¿va a adquirir ésta una mayor relevancia?
Seguramente sea una de las deficiencias, uno de los aspectos menos desarrollados en la UAM. Hay que aumentar la visibilidad de la Universidad y eso implica esfuerzos en comunicación, montar una estructura que se encargue de dar visibilidad a la Universidad, de reforzar su marca e imagen, una estructura que se corresponda con la intensidad y la calidad de su actividad. Apostamos por una mayor visibilidad de lo que aquí se hace, y es evidente que esa estructura debe ser acorde con nuestras pretensiones.


Promoción de PDI y formación y promoción del PAS ¿qué prioridad ocupan en su escala de acciones más inmediatas?
Ambas son importantes. Cualquier persona que trabaja en una institución debe tener expectativas de promoción dentro de un sistema de igualdad de oportunidades. En el caso del PDI, viene dada por normas y procedimientos, las acreditaciones. En cuanto al PAS, apostamos porque la gente se forme y después se ofrezca la posibilidad de promoción, que puede ser en el mismo puesto o en otro, dependiendo de las nuevas capacidades adquiridas.


Y con respecto al profesorado, ¿el sistema de enseñanza con los grados va a cambiar?
La mentalidad de los docentes y de los propios alumnos tienen que cambiar. Los alumnos tienen que aprender contenidos y desarrollar habilidades y trabajar día a día. Y los profesores tendrán que enseñar a desarrollar tales habilidades, capacidades, y hacer un seguimiento y tutorización de los alumnos de forma continuada. Eso implica un cambio de mentalidad que no se produce de la noche a la mañana. Habrá un proceso en el que haya profesores que se adapten inmediatamente y profesores que se vayan adaptando conforme el proceso siga su curso.

¿Se continuará con acciones de formación?
El programa de formación inicial ha tenido un éxito enorme, la demanda también ha ido aumentando. A partir de ahora tendremos que reforzar todos esos cursos dedicados a la formación, nuevas tecnologías, uso de plataformas para la docencia en red y demás herramientas con el fin de atender a la demanda.


En cuanto a las infraestructuras del campus ¿qué proyectos hay en los próximos años?
Hay proyectos importantes, pendientes de que la comunidad de Madrid los financie con el programa de inversiones. Se pretende construir un nuevo edificio para la Facultad de Formación de Profesorado y Educación, de mejorar las instalaciones deportivas, de un nuevo pabellón de servicios (la plaza mayor), la ampliación de la EPS, nuevos institutos de investigación conjuntos con el CSIC, la sede el Parque Científico que se inaugurará a finales de año, transformar espacios docentes, y de adaptarlos a los nuevos requerimientos de EEES. También hay reformas que hacer relacionadas con la vida en el campus, quitar algunas de las barreras arquitectónicas que impiden el paso a las personas con discapacidad, etc., etc. Necesitamos que la CM mantenga e incremente el plan de inversiones en las universidades.


Sobre el campus de excelencia promovido por el Ministerio, ¿qué impulso se va a dar?

La convocatoria saldrá en unos días y con el mes de agosto por medio. Aún con estas dificultades, la Autónoma va a competir con el resto de las universidades públicas españolas. Y creo que nuestra propuesta reunirá las condiciones para estar entre las mejores. Hay algunas universidades que llevan el apoyo y el respaldo total de sus comunidades autónomas, lo que no ha ocurrido en Madrid, donde hemos notado bastante indiferencia respecto a este programa. En cualquier caso, yo creo que la Autónoma debe competir, y si luego conseguimos involucrar a la CM pues mejor, y si no, lo haremos con nuestros propios esfuerzos.