Unidad de Cultura Científica

Científicos españoles han encontrado un material alternativo a la celulosa. El nuevo material es producido por bacterias del suelo y podría tener importantes aplicaciones en los sectores químico, sanitario y alimentario.

17/02/2015
Identificado un nuevo biopolímero parecido a la celulosa

Identificado un nuevo biopolímero parecido a la celulosa


Un equipo liderado por el CSIC, con la participación de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Universidad de Sevilla, ha descrito la producción de un nuevo tipo de polisacárido en bacterias.

Este polisacárido es un β-glucano lineal de enlace mixto que comparte propiedades con otros polisacáridos de interés industrial, como la celulosa y el curdlan, y es producido de manera natural por bacterias del suelo beneficiosas para las plantas.

El estudio, publicado por la revista PNAS, describe la estructura novedosa de este biopolímero, los mecanismos bioquímicos que regulan su producción y aporta información sobre el papel que puede jugar el polisacárido en las relaciones que establecen las bacterias productoras con las plantas.


Alternativa a la celulosa

La celulosa es el biopolímero más abundante en la naturaleza y constituye el componente mayoritario de la fibra vegetal. Sus derivados tienen múltiples usos como componente principal del papel o de tejidos como el algodón y el lino.

Algunas bacterias también son capaces de producir celulosa, que por su alta pureza y propiedades cristalinas tiene importantes aplicaciones en medicina.

Existen ya en el mercado, por ejemplo, productos fabricados con celulosa bacteriana que son usados como piel artificial para el tratamiento de heridas y quemaduras. También se está investigando su uso para la fabricación de vasos sanguíneos artificiales y como andamio en la ingeniería de tejidos.

El curdlan es otro biopolímero lineal, producido por bacterias. Este polisacárido es capaz de formar geles con diferentes características, según sea su proceso de producción. Esta propiedad hace que tenga numerosas aplicaciones como agente gelificante y su uso como aditivo alimentario está permitido en Japón y Estados Unidos.

El nuevo polisacárido presenta una estructura mixta entre la celulosa y el curdlan. Esto hace que presente alguna de las propiedades de los otros dos polisacáridos, pero también presenta características propias, por lo que permitirá nuevos usos y aplicaciones biotecnológicas. Además, el nuevo β-glucano de enlaces mixtos también comparte propiedades con otras biomoléculas, como las que componen la llamada fibra de avena, de uso creciente en nutrición y dietética.

____________________
Referencia bibliográfica:
Daniel Pérez‐Mendoza, Miguel Ángel Rodríguez‐Carvajal, Lorena Romero‐Jiménez, Gabriela de Araujo Farias, Javier Lloret, María Trinidad Gallegos, and Juan Sanjuán. “Novel mixed‐linkage β‐glucan activated by c‐di‐GMP in Sinorhizobium meliloti”. Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). DOI: 10.1073/pnas.1421748112


Más noticias científicas >>