Artículos

Campus Científicos de Verano UAM-2013

¿Cuanto mejor son los alumnos, mejor es el profesor y mejor es la Universidad¿

29/07/2013
Campus Científicos de verano UAM

“Avatares y mundos virtuales: creando tu propia realidad” es uno de los talleres que se imparten en los Campus Científicos de Verano de la UAM. Los alumnos que participan de este taller deben crear su propio avatar y diseñar el entorno en el que éste se mueve, teniendo en cuenta las propiedades físicas de los objetos para aumentar la interactividad de su escenario.

Por: Cristina Balbás Martínez

¿Quién no ha deseado alguna vez ser capaz de diseñar su propio videojuego? Los alumnos de David Camacho, profesor titular del Departamento de Informática de la Escuela Politécnica Superior, lo consiguen en tan sólo una semana.

“El objetivo es obtener un entorno 3D que sea interactivo. Se parte de una introducción de lo que son los mundos virtuales, se les enseña un poco de diseño 3D y luego la parte de programación para ver cómo se ejecutan esos programas, teniendo en cuenta que al final tienen que tener tiempo libre para poder trabajar en su proyecto”, explica David.

Estos mundos se basan en crear un avatar o representación de sí mismo en 3D, al modo de War of Warcraft, League of Legends o los Sims, entre otros videojuegos populares. “Hay muchos parámetros que se pueden programar, lo que te permite por ejemplo abrir una puerta, tocar un botón o que se reproduzca un vídeo. La idea es que los chicos creen algo que dé sensación de realismo”, expone David, que para lograr esta tarea cuenta con un equipo de tres colaboradores estudiantes de doctorado.

Es evidente que a este profesor le apasiona la docencia. Hay momentos en los se indigna hablando de los recortes en investigación y educación pública. Hay otros en los que se le ilumina la cara hablando de los alumnos de los Campus, en los que participa por tercer año consecutivo. “Es el estudiante ideal, como docente es lo que quieres, alguien que te pida más, por eso es tan estimulante”, expresa.

Como investigador, una de las líneas que más le interesan es la combinación de técnicas de inteligencia artificial en áreas complejas como el aprendizaje virtual. Y entre sus actividades docentes, se ocupa también de impartir cursos de e-learning a otros profesores universitarios.

Lo más importante de los Campus Científicos de Verano, opina David, no son precisamente los nuevos conocimientos que adquieren los alumnos, sino el acercamiento de estos a la Universidad. “El hecho de que vean investigadores de verdad, de que vean ciencia, profesores que están muy especializados porque investigan temas concretos, les abre los ojos a la posibilidad de especializarse, de afrontar un tipo nuevo de problema que nunca les habían contado que existía”, apunta.

También confiesa que el mayor triunfo en esta experiencia es que alguno de los alumnos se decida por la Universidad Autónoma de Madrid: “Hay que atraer gente de la mayor calidad posible, porque es un ‘círculo virtuoso’. Cuanto mejor son los alumnos, más te aportan como profesor, mejor eres tú y mejor es tu universidad”.

Para definir su experiencia como profesor en los Campus Científicos de Verano de la UAM, David no duda en elegir una palabra: “ilusión”. Esta misma es la que ahora se expresa en los rostros de los estudiantes que se afanan en diseñar sus escenarios virtuales frente a la pantalla del ordenador, mientras el profesor les corrige con una mezcla de cercanía y rigor que, a juzgar por los resultados, no podría ser más efectiva.

Área de descargas