Acceder al contenido principalAcceder al menú principal

Logo de la UAMUniversidad Autónoma de Madrid

Acceso al BOUAM. Enlace externo. Abre en ventana nueva.

RSS

La divulgación científica en España: atrapados en una jaula de oro

29/09/2011
img ppal
null

Un equipo de científicos sociales, encabezado desde la Universidad Autónoma de Madrid y en el que participan investigadores del CSIC, ha publicado en la revista Public Understanding of Science una investigación sobre la participación de los científicos en la divulgación de la ciencia en España.

El estudio de la participación de los científicos en la divulgación de la ciencia ha recibido escasa atención en España. La evidencia empírica es muy limitada y, a día de hoy, no existe una vía institucionalizada para la recogida y análisis de datos acerca de la implicación, pautas, actitudes o motivaciones de los científicos en la comunicación de la ciencia a la sociedad. Ante esta situación el grupo de sociología de la ciencia UAM-CSIC acometió un análisis sistemático de los datos disponibles, y ha realizado un diagnóstico de la situación.

En el análisis, publicado en Public Understanding of Science, se consideraron tres niveles: el interés de la sociedad española hacia la ciencia; las políticas y gestión del sistema de I+D en España; y el análisis de la evidencia empírica disponible para tratar de cuantificar el número de científicos que hacen divulgación e identificar sus principales rasgos sociodemográficos y actitudinales.

El resultado general de la investigación sostiene, aun con las cautelas metodológicas derivadas del tipo de evidencia empírica disponible – los participantes en la Feria de la Ciencia de Madrid-, que una parte significativa de los científicos españoles participan habitualmente en las actividades de divulgación científicas. En concreto, la mitad de los investigadores del CSIC y la cuarta parte de los profesores de la universidad. La principal motivación para implicarse en dicha actividad se debe a que entienden que con esta labor están contribuyendo de forma activa a tratar de mejorar el interés por la ciencia de la ciudadanía española y, con ello, a favorecer un incremento de la cultura pública científica en España.

No obstante estos datos, los científicos españoles se encuentran con dos importantes limitaciones. La primera tiene que ver con el bajo interés de la sociedad española hacia la ciencia. Los datos del Eurobarometro sitúan a España por debajo de la media de la Unión Europea, en una posición muy alejada de la posición que le correspondería si se tiene en cuenta su peso económico, social o político. Sin embargo, también se apunta que existe un significativo potencial futuro, puesto que hasta un 40% de la población pudiera llegar a mostrarse receptiva ante la divulgación científica.

La segunda limitación deriva de las políticas científicas y pautas de promoción profesional que han centrado sus esfuerzos en conseguir la convergencia internacional con las principales potencias científicas y no han dado prioridad a la divulgación científica. Solo a partir de 2007, cuando el sistema español de I+D había alcanzado buena parte de los objetivos de homologación internacional, se registra un punto de inflexión en el establecimiento de infraestructuras y recursos estables para la divulgación científica. Pero dada tan escasa continuidad, el impulso institucional a la divulgación científica tiene todavía un alto grado de amateurismo y voluntarismo, y la divulgación sigue manteniendo una muy escasa integración en los procedimientos de promoción profesional de los científicos.

Para sintetizar el diagnóstico de la situación, los investigadores recurrieron a la pesimista metáfora de Max Weber de la `jaula de hierro´, por lo que supone de sentirse atrapados entre, de un lado, la escasa atracción de la sociedad española hacia la ciencia y el conjunto de estrictas reglas meritocráticas que gobiernan las políticas y las organizaciones científicas y, de otro, la vocación moral del científico de divulgar el conocimiento para favorecer la cultura pública científica de una sociedad. Solo que, dada la libertad electiva de la vocación científica y el estatus social de clase media de los científicos, los autores del estudio han terminado cambiando los fríos barrotes de hierro por los más cálidos de oro.

El estudio también considera mejoras prácticas para romper la “jaula” e incrementar las actividades de divulgación científica en España. Para ello recurre directamente a la opinión de los científicos entrevistados que, sobre todo, valoran la consideración de la divulgación como un mérito a la hora de evaluar su actividad profesional.

_________________________________

Referencia Bibliográfica:
Cristóbal Torres-Albero, Manuel Fernández-Esquinas, Jesús Rey-Rocha, María José Martín-Sempere; Dissemination practices in the Spanish research system: scientists trapped in a golden cage; en “Public Understanding of Science”, January 2011 vol. 20 no. 1 12-25